Staff5 News

En Staff5 te mantenemos informado sobre las noticias de economía y actualidad empresarial

Cómo afecta el dolor crónico en el día a día de las personas por el Dr. Luis Montel

En la sociedad actual, el dolor crónico es algo más habitual de lo que muchos piensan. Muchas personas deben lidiar con ello, como consecuencia de una lesión, accidente o secuela de una patología o enfermedad, como se ha visto en El sitio web relevante.

Especialmente en ciertos tipos de enfermedades, el dolor crónico que produce suele limitar el día a día de la persona afectada y encontrar solución definitiva para ello se ha convertido en una investigación conjunta de manera internacional. La dificultad radica en que cada persona sufre y expresa el dolor de una manera distinta, de modo que los especialistas deben tratar a cada paciente para lograr una solución específica en cada ocasión.

El Dr. Luis Montel es médico general especialista en tratar el dolor crónico relacionado con enfermedades degenerativas debido al envejecimiento. Ha dedicado sus estudios al diagnóstico y prevención de cada una estas enfermedades con la misión de aliviar las dolencias. Con ayuda de la rehabilitación, traumatología y la medicina natural, se busca encontrar la solución eficaz para estos dolores. Sin embargo, dependiendo de cada caso unos pueden resultar ser más efectivos que otros.

El dolor crónico y el efecto que genera en el día a día

El dolor es generado por el sistema nervioso, con la finalidad de señalar que existe una parte en en el organismo que no funciona con plena normalidad. Puede presentarse en forma de hormigueo, pinchazo, ardor o diferentes molestias en diferentes zonas del cuerpo.

Cuando se trata de un dolor crónico, se habla que este puede perdurar durante semanas, meses, o incluso años. Estos dolores suelen ser provocados por lesiones o infecciones. En muchos de los casos, se deben a enfermedades tales como la artritis, el cáncer, el Párkinson, entre otras.

Asimismo, existen casos donde la causa del dolor no es totalmente clara. Para esto, es necesario realizar diferentes pruebas y exámenes médicos hasta dar con las diferentes causas.

Esta problemática es más habitual en personas con edad avanzada, con mayor afección en el sexo femenino.

El día a día conviviendo con dolor

El efecto del dolor crónico en el día a día afecta en la emoción y carácter de las personas. El dolor persistente se asocia a episodios de irritabilidad, tristeza, cambios de humor y hasta sentimientos de inutilidad en los casos de limitación. Del mismo modo, puede desencadenar trastornos de ansiedad o depresión.

Más allá de provocar un daño físico con el paso de los días, el dolor crónico en una persona suele provocar diferentes procesos psicológicos que, claramente, afectan a su entorno más cercano: familiares y amigos.

Los diferentes tipos de dolores crónicos

No todos los dolores crónicos cuentan con los mismos síntomas, es por esto que se clasifican en diferentes grupos. Se encuentran los dolores somáticos, que son aquellos que son musculares, óseos, viscerales y osteomusculares.

Por otra parte, se encuentran los dolores neuropáticos, los cuales, en ocasiones, se encuentran relacionados con lesiones de un nervio o del cerebro, como en el caso del ictus. También se presentan ocasiones en las que no se encuentra una lesión que justifique el dolor.

Finalmente, es posible padecer ambos tipos y esto se le conoce como un dolor crónico mixto.

El primer paso siempre será averiguar la causa real del dolor para poder abordar un diagnóstico, y a partir de allí, encontrar una solución para que el dolor deje de ser limitante“, expone el Doctor Luis Montel, quien recomienda la visita a un profesional de la salud para encontrar un tratamiento eficaz en cada situación y apaciguar las dolencias en el día a día.

Motivos por los que se presenta un dolor crónico

La mayoría de estos dolores se presentan tras lesiones y accidentes. En el caso de accidentes de tránsitos o laborales, son muchos los casos en que debido a las lesiones causadas el dolor puede persistir durante meses o años.

El dolor crónico también puede resultar una secuela de una enfermedad. Un ejemplo reciente de ello es el dolor crónico provocado por el virus COVID-19, el cual puede provocar un intenso dolor en el pecho y las articulaciones, afectando mayormente a personas de edad avanzada.

El dolor en los músculos una vez superado el virus puede permanecer durante meses. De acuerdo a estudios realizados, son muchas las personas que tras superar el virus aseguran sufrir de un terrible dolor en los músculos y articulaciones.