Staff5 News

En Staff5 te mantenemos informado sobre las noticias de economía y actualidad empresarial

El intervencionista familiar en adicciones en Madrid, José López Navarro contribuye en el tratamiento de adicciones tanto en jóvenes como en adultos

La ayuda de un intervencionista familiar es esencial, especialmente en casos en los que la persona adicta no es capaz de asumir por sí mismo el problema. Poner fin a una adicción es un proceso que requiere especialmente de la ayuda y apoyo de los familiares así como de esfuerzo. Es por eso que para poder guiar exitosamente este proceso, es necesario el trabajo de un intervencionista familiar. Con el objetivo de abandonar el hábito adictivo a tiempo y restablecer de manera efectiva su relación familiar, José López Navarro es un intervencionista familiar en adicciones en Madrid que trata tanto con el adicto como con su familia y entorno cercano.

Ayuda para superar adicciones

Tanto en Madrid como en Castilla la Mancha, se pueden contratar los servicios de José López Navarro, un intervencionista familiar en adicciones y Coach ontológico, que él mismo lleva en recuperación 11 años y hace uso de su experiencia y conocimientos para ayudar a otras personas a superar adicciones. Él está especializado en el tratamiento para adictos tanto jóvenes como adultos, ofreciéndoles herramientas que le permitirán abandonar el hábito y orientando a su familia para que puedan darle el apoyo necesario, en función de una solución efectiva y permanente.

Su método consiste en recabar información tanto del paciente como de su entorno cercano, para de esta manera poder ofrecer el tratamiento adecuado. Además de eso, el especialista también se encargará de hacer el seguimiento necesario del proceso, para evaluar la adaptación del paciente, valorar la forma en la que la familia gestiona el tratamiento y, de esta manera, garantizar los mejores resultados.

Es fundamental entender la situación y la gravedad del peligro

El objetivo principal de un intervencionista familiar en adicciones es lograr que la persona adicta entienda su condición y sea consciente de la gravedad del peligro que corre si no se toman las medidas necesarias a tiempo. No obstante, como en toda intervención, se siguen ciertas estrategias terapéuticas. Si bien cada paciente es distinto, hay ciertas medidas que se realizan igualmente para todos los casos, especialmente en aquellas personas que niega su adicción. Entre estas estrategias se encuentra la educación psicológica con respecto al trastorno de adicción, no solamente para el paciente sino también para su familia. Como segundo paso, se realiza un análisis de la situación familiar y las emociones que se generan como resultado de la adicción. La intención es que con esta información se puedan aplicar técnicas que promuevan el entendimiento y la comunicación entre familia y paciente.

Por último, se realiza un seguimiento de la familia y del adicto para asegurar que el proceso se lleve a cabo sin complicaciones hasta el final. Contactar con José López, el intervencionista familiar en adicciones Madrid, puede hacerse mediante un formulario de contacto disponible en su web. Él se pondrá en contacto en el menor tiempo posible para empezar el camino hacia la salida de la adicción.