Staff5 News

En Staff5 te mantenemos informado sobre las noticias de economía y actualidad empresarial

El sector turístico da por perdido el primer trimestre de 2021

Exceltur reclama un plan de ayudas directas a fondo perdido de 5.316 millones hasta junio.

2020 ha sido el año del hundimiento de una de las patas más importantes de la economía española por el coronavirus: el turismo. Y para este nuevo año, las perspectivas siguen siendo lúgubres. De hecho, el sector da por perdido el primer trimestre, incluida la Semana Santa, que suele ser el pistoletazo de salida de los meses de mayor actividad de la temporada alta. Además, por si fuera poco, se espera otro verano muy complicado. Según los cálculos de Exceltur tras una encuesta a empresarios del sector, entre enero y marzo las ventas respecto a 2020 caerán un 79%. Unos datos preocupantes, ya que el año pasado no hubo un buen primer trimestre porque se perdió medio mes de marzo por el confinamiento.

Este nuevo desplome se basa en las restricciones a la movilidad vigentes en distintos países europeos. “El 92,6% de la demanda turística extranjera se ve bloqueada en el inicio de 2021 por los confinamientos y cuarentenas con respecto a enero de 2020 en términos de pernoctaciones hoteleras”, recoge el informe presentado por Exceltur. “Hasta el segundo semestre no empezaremos a ver la recuperación del turismo internacional”, ha avisado José Luis Zoreda, vicepresidente de Exceltur, que sostiene que lo más probable es que solo llegue a final de verano. Es decir, la temporada alta vuelve a estar en duda tras el batacazo del año pasado.

Por ello, las perspectivas de los empresarios están cargadas de incertidumbre y anticipan un nuevo drama para el sector. Eso sí, con el paso de los meses esperan una mejora hasta acabar el ejercicio con una caída del 45,4% respecto a los resultados turísticos de 2019 (año de referencia al ser previo al impacto de la pandemia). Un mal resultado que contiene algo de esperanza: mejorará el hundimiento registrado el ejercicio pasado, que se cerró con una sangría del 69,7%.

Este mal inicio del turismo extranjero es extrapolable a la demanda turística local, que el pasado año soportó mejor el golpe. “El 73,9% de la demanda turística nacional está igualmente bloqueada en enero de 2021 por los cierres perimetrales con respecto a enero de 2020 en términos de pernoctaciones hoteleras”, añade Exceltur. Es decir, esos viajes locales que habían salvado al menos una parte de las cuentas de las empresas están en estos momentos taponados. De ahí que la previsión es que la actividad reducida se extienda entre todos los subsectores de la cadena de valor turística.