Staff5 News

En Staff5 te mantenemos informado sobre las noticias de economía y actualidad empresarial

Cerámica Rambleña, las tradicionales ollas y cazuelas de barro

Cerámica Rambleña fue registrada para honrar los más de 4.000 años de historia alfarera de La Rambla, donde la tierra arcillosa y el talento artesano moldean piezas como los emblemáticos botijos, piezas para el jardín y muchas más opciones entre las que destacan los recipientes capaces de unir los más exquisitos sabores en hogares o restaurantes. La artesanía tradicional del pueblo de La Rambla, Córdoba, llega a las cocinas de España y de todo el mundo con sus ollas y cazuelas de barro.

Talento español que viaja por el mundo

“Contamos con los más destacados artistas del municipio y hemos seleccionado las mejores obras para elaborar un catálogo reflejo de la tradicional Cerámica Rambleña”, destacan los líderes de esta marca. A través de la tienda online afianzan el compromiso de dar a conocer estas piezas únicas e irrepetibles en todo el mundo, también desde plataformas como Amazon, eBay, Carrefour y muchas más. La marca con sus más de 50 proveedores impulsan la calidad del trabajo de los alfareros cordobeses.

La selección única de arcillas utilizadas, pasa por los tornos y prensas para iniciar un proceso de secado y cocción que resulta en ollas y cazuelas de barro refractario listas para ser usadas sobre el fuego directo en el caso de la cocina, sobre leña, o bien sobre superficies de metal inductivo de calor o vitrocerámica. En el catálogo digital, la marca ofrece inicialmente nueve opciones de cazuelas y ollas, todas con registro sanitario que certifica su condición segura para ser utilizadas en la cocción de alimentos.

Piezas duraderas y versátiles para negocios o casas

Cada una de las piezas que ofrece Cerámica Rambleña se caracteriza por ser muy resistente a golpes del uso cotidiano, además, son perfectas para hornos y microondas. Esa versatilidad les permite convertirse en complementos de menaje que no pueden faltar en hogares y negocios de restauración.

Los expertos ceramistas recomiendan que antes de su primer uso, las cazuelas, con o sin tapadera, al igual que las ollas, sean sumergidas en agua durante dos horas y luego utilizarlas para guisar a fuego lento. Al terminar, aconsejan secarlas muy bien antes de guardarlas. A partir de esta curación, deliciosos guisos se podrán cocinar en las ollas y cazuelas de barro con el fin de acentuar sus sabores y al mismo tiempo suavizar las carnes o los vegetales.

Ideales para sopas, potajes y otras recetas de cuchara, las ollas de barro refractario están disponibles en capacidades de 2.5, 4, 7 y 9 litros. Al igual que las cazuelas, pueden ser decoradas de manera personalizada cuando el pedido se realiza en grandes cantidades, con la opción de pintarles el nombre del restaurante u hotel que las adquiera, siempre con la aprobación del cliente de una pieza de prueba.

Toda la idiosincrasia de la Rambla y su esencia alfarera puede llegar a cualquier destino del mundo con el impulso de Cerámica Rambleña, un emprendimiento que ha proyectado el trabajo de los artesanos de su pueblo con el orgullo de asegurar a sus clientes objetos de gran calidad, belleza y utilidad, que pasarán de generación en generación, así como el gran talento de los profesionales que los fabrican.