Staff5 News

En Staff5 te mantenemos informado sobre las noticias de economía y actualidad empresarial

Las bases de la Ley de Segunda Oportunidad y motivos por los que no es más conocida, por Iraola Advocatorum

Actualmente, hay una gran cantidad de españoles que se encuentran endeudados por diversos motivos. En ese sentido, muchas personas desconocen que existe un mecanismo que permite a estos deudores renegociar sus obligaciones, pudiéndose llegar a librarse de parte de ellas. Este proceso es conocido como la Ley de Segunda Oportunidad y, para acogerse a esta, se requiere de profesionales de la abogacía como Iraola Advocatorum.

Regida por Real Decreto-ley 1/2015, la Ley de Segunda Oportunidad es un proceso muy garantista que se desarrolla en dos fases. La primera es la extrajudicial, conocida como Mediación Concursal, donde se busca lograr un acuerdo con los acreedores del deudor mediante una propuesta que puede incluir esperas y una reducción de la deuda. La segunda es la judicial, denominada como Concurso Consecutivo cuyo fin es la liquidación de los activos que posea el deudor hasta donde alcance la deuda y, si son insuficientes, poder solicitar el Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho o la cancelación de la deuda.

Requisitos para acogerse al beneficio de la Ley de Segunda Oportunidad

Todas las personas podrán hacer parte de este proceso si cumplen con las condiciones establecidas de tener mínimo dos deudas con diferentes acreedores y encontrarse en situación de insolvencia. Además, se debe cumplir ausencia de condenas en los últimos 10 años por delitos contra la seguridad social, el orden socioeconómico, falsedad documental, el patrimonio, contra los derechos de los trabajadores o la hacienda pública. Por otro lado, es necesario no encontrarse en proceso de refinanciación con ningún acreedor y no haber realizado antes el proceso de Ley de Segunda Oportunidad, concretamente en los últimos 5 años si se obtuvo la aprobación de un Acuerdo Extrajudicial de Pagos o 10 años si ha obtenido la exoneración de deudas, así como no haber obtenido homologación judicial de un acuerdo de refinanciación en los últimos 5 años.

Una de las mejores alternativas para unificar las deudas: Iraola Advocatorum

El acompañamiento en este tipo de procesos es la mejor oportunidad para solventar con claridad todas las obligaciones que los deudores tienen. Especializada en la Ley de Segunda Oportunidad con una amplia trayectoria profesional y altamente cualificada, la firma de abogados Iraola Advocatorum ofrece asesoría y dirección en este procedimiento, que en muchas ocasiones se desconoce debido a que a las entidades no les interesa que se conozca por las repercusiones negativas que les suponen. Así, con Iraola Advocatorum, el proceso de Ley de Segunda Oportunidad solo puede concluir con la aprobación de un convenio o plan de pagos o con la cancelación de las deudas, permitiendo la tranquilidad de todos los deudores que desconocían sobre la presente solución.