El Príncipe de Bel-Air lo es también del marketing

Will Smith no sólo es el Príncipe de Bel-Air, también del marketing. Su rendimiento durante toda su carrera como un vendedor puede ser una de sus facetas menos conocidas

0
12 views
Will Smith, el vendedor
El príncipe del marketing

Will Smith no sólo es el Príncipe de Bel-Air, también del marketing. Sí, así es. A lo largo de su carrera como actor ha desempeñado varios papeles: desde un agente de vigilancia extraterrestre a un boxeador legendario pasando, por supuesto, por el príncipe de Bel-Air. Sin embargo, su rendimiento durante toda su carrera como un vendedor puede ser una de sus facetas menos conocidas. ¿Cómo ha logrado mantenerse su relevancia todos estos años y cuáles son los ingredientes de su receta secreta? Estás son, según Dmnews, las ocho maneras mediante las cuales Will Smith se comercializa a sí mismo y conecta con el público de todas las edades.

Ser una solución para sus clientes

El marketing no es sólo empujar un producto; se trata de conectar con el público identificando cómo se sienten para ofrecerles una manera con la que se sientan mejor. Hay que estar más allá de la venta para adquirir un propósito más amplio y global de ayuda para el usuario final.

Encontrar una emoción universal

Todos los clientes son diferentes, pero todavía hay emociones humanas básicas que casi todos sienten por igual. Will Smith las denomina “emociones universalmente relacionables” y ayudan a seguir conectado con múltiples generaciones. Su película ‘En busca de la felicidad’ es el ejemplo perfecto de cómo aprovecharlas: se trata de un padre que intenta alimentar y cuidar a su hijo. ¿Quién no puede identificarse con el dolor de no poder cuidar de sus hijos?

Claves para el éxito en el marketing
Las claves de Will Smith

Dejar de preguntarse “¿no sería genial si…?”

Plantear esta pregunta hipotética es una de las peores cosas que los vendedores pueden hacer porque implica empujar sus propios ideales en lugar de centrarse en los clientes.

Pasar tiempo con el público objetivo

Entender al público es difícil debido a su enorme variedad. Para entender mejor a todos los grupos demográficos hay que pasar tiempo y comprometerse con los que forman parte de ellos. Es decir, pasar tiempo con sus audiencias objetivas para comprenderlas mejor desde una perspectiva sincera y no sólo un punto de vista analítico.

Centrarse en la autenticidad

La tecnología ha obligado a los vendedores a ser un montón de cosas: más ágiles, más reactivos, más personalizados… y también más auténticos. En los 90, las productoras podían añadir una escena explosiva en una mala película para maquillar la taquilla antes de la gente dijera a sus amigos que era un fracaso. Hoy en día, la crítica puede estar en Twitter diez minutos después de ver la película y esto lleva a las productoras a hacer mejores películas… y más auténticas. La misma lógica se aplica a los vendedores y a las campañas de sus productos.

Éxito en marketing
Cómo triunfar en el mundo del marketing

No ver el fracaso como un fracaso

No todas sus películas o álbumes de Will Smith fueron un éxito, pero eso no impidió que llevase a cabo su siguiente aventura. El fracaso no debe disuadir a los vendedores. Deben verlo como una oportunidad para aprender y utilizar ese conocimiento para posicionarse mejor y alcanzar sus objetivos de negocio.

Estar en los puntos calientes

Un consejo que lanza a los vendedores para encontrar los epicentros dentro de las industrias en las que trabajan es estar presente donde las cosas están sucediendo. Hay que encontrar el punto caliente y estar en él.

Ser valiente e implacable

En la industria del marketing -y también en la de entretenimiento- hay una gran cantidad de riesgos que hay que correr y no todos valdrán la pena. Sin embargo, es así como los profesionales aprenden y muchas veces estos reveses son los que determinan su éxito. Si se es valiente e implacable es muy difícil no llegar a un buen lugar.

No hay comentarios

Dejar respuesta