Si los widget son una mina de oro, ¿por qué son ignorados por las empresas?

No son unos simples botones. A través de los widget generamos información sobre qué datos compartimos, desde qué dispositivos, con quién o con cuánta frecuencia. Una base de datos perfecta a través de la cual las compañías pueden conocer a sus clientes.

0
8 views
Las empresas ignoran erróneamente a los widget
Los botones para compartir nos describen

Cuando terminas de leer algo que te ha gustado en un medio, cuando al ver algo que te recuerda a alguien o cuando un contenido te hace gracia… ¿cuál es la reacción más normal? Compartirlo. Y sólo se puede hacer a través de esos pequeños botones que aparecen sobre la noticia, al final o en un lateral. Se trata de los famosos widget, una mina de oro que las empresas no están explotando como deberían para mejorar su relación con los clientes. Es más, están ignorando a un pequeño muy poderoso.

La forma en la que compartimos genera información

No son unos simples botones. A través de ellos generamos información sobre qué datos compartimos, desde qué dispositivos, con quién o con cuánta frecuencia. Una base de datos perfecta a través de la cual las compañías pueden conocer a sus clientes. Se trata de una rica fuente de información que, además, proporciona información en tiempo real aunque parece que las empresas no lo tienen en cuenta.

Según Mediaweek, los famosos widget pueden ayudar a reaccionar rápidamente en un mercado tan cambiante para maximizar la inversión de la empresa. No es la única ventaja: el seguimiento de la participación puede indicar cuál es el camino que deben seguir los mensajes de la compañía para dirigir a sus clientes. Las ventajas de los widget no terminan aquí, hay más. Para conocerlo hay que viajar al lado oscuro. O lo que es lo mismo, al ‘dark social’.

Los widget son potentes bases de datos

Hablamos de aquellos canales que no pueden ser rastreados y que generan el 75% de información sobre los usuarios: en este lado oscuro encontramos los links que se envían por correo electrónico, los archivos que se mandan por plataformas como Whatsapp y semejantes o los que se comparten en foros públicos. En este intercambio es donde se encuentra el mejor y más correcto contenido sobre los clientes. De forma errónea, las compañías se empeñan en centrar el foco en Facebook y Twitter, redes sociales que sólo dan el 20% de datos sobre los usuarios. Una nueva razón para dejar de ignorar a los widget.

No hay comentarios

Dejar respuesta