Vivint o cómo lograr una inversión de 100 millones de dólares siendo una desconocida

Vivint, una empresa dedicada a la industria del hogar y todavía desconocida, ha recibido una financiación de 100 millones de dólares

0
12 views
Vivint ofrece un servicio, no un producto
Vivint o cómo hacer un hogar intelegente

Cien millones de dólares es mucho dinero para cualquier empresa y más aún para una que es una completa desconocida. Con sede en Utha, Vivint ha recibido una financiación que tiene como autores a Peter Thiel (confundador de PayPal) y a Mitt y Tagg Romney (cofundadores de Solamere Capital), tal y como informa Business Insider. Sin apenas experiencia en este tipo de operaciones, hablamos de una industria dedicada al hogar: no vende aparatos o productos para nuestras casas como otras compañías del estilo de Alphabet’s Nest o Amazon. Vivint ofrece un servicio dentro de un mercado emergente: los hogares inteligentes.

Todo empezó en 1999 con un nombre diferente y un objetivo distinto: en aquel momento vendían alarmas de seguridad. Con el paso del tiempo, supieron evolucionar al mismo tiempo que la tecnología hasta desembocar en lo que es hoy. En Vivint venden una experiencia, no un producto. Lo que ellos pretenden es dar forma a un hogar inteligente que no sólo ayude a ahorrar dinero, también tiempo y energía. Y, de paso, da la oportunidad a su cliente de poder presumir de casa delante de sus amigos. Trabajan para que sea algo poco complejo y consumible por todos: no en vano están presentes en EEUU, Canadá y Nueva Zelanda con las miras puestas en el resto del mundo.

Vivint, un servicio para hacer un hogar inteligente
Vivint es una empresa dedicada al hogar

¿Cómo funciona la empresa de la que hablamos? Ofrece una cuota mensual a sus clientes -de unos 54 dólares aproximadamente- gracias a la cual un equipo de expertos se traslada a sus casas para instalar todo tipo de aparatos inteligentes -termostatos, persianas, luces…- y, además, enseñar su funcionamiento a través de una aplicación. El servicio no termina aquí; si algo se rompe, tienen un servicio telefónico que funciona los siete días de la semana y las 24 horas del día. Además, en caso de no poder reparar la avería remotamente, enviarán a alguien para que lo haga ‘in situ’.

Vivint apuesta por la constante renovación y por ello sus ingenieros y expertos no sólo trabajan en avances, también conocen en profundidad el mundo de las casa inteligentes. Un mercado nuevo y emergente en el que todavía hay muchas dudas, preguntas e interrogantes entre sus usuarios. Los clientes de Vivint reciben 1.200 dólares en productos, instalaciones, aprendizaje… y suelen permanecer en la empresa una media de nueve años. Tanto es así que la empresa registró unos ingresos de 650 millones de dólares en 2015. El único pero es el tiempo de recuperación de costes cuando un usuario cancela su cuenta: tres años y medio.

No hay comentarios

Dejar respuesta