Cómo ser viral gracias a los influencers secundarios

Hacer que tu contenido sea visto por todo el mundo es uno de los objetivos que muchas compañías se marcan cuando crean un producto nuevo

0
8 views
Viral Virus

Convertirse en viral es una pequeña obsesión que muchas marcas pequeñas tienen ahora, por la gran penetración que tiene esta característica entre los consumidores. Todas quieren hacer ese vídeo que alcanza los dos millones de reproducciones en una hora, todas quieren lograr esa campaña publicitaria que se grabe en la retina de los clientes… pero pocas lo consiguen.

No obstante, como es una pequeña meta que muchas se marcan sí que se han hecho cientos y cientos de análisis para lograr determinar por qué algo se hace viral. Queremos conocer los mecanismos que hacen que esto ocurra: el humor, la documentación, la ironía, la emoción… muchos factores son los que influyen y ahí, por desgracia, no hay una receta exacta.

Como siempre, es complicado encontrar en esto del marketing una respuesta absoluta, pero sí que sabemos ya ciertos detalles que fomentan la viralización (más allá del pedir a alguna compañía que por favor nos ayude a ser virales), y uno de ellos es, curiosamente, los influencers de segunda fila.

La importancia viral de un influencer segundón

¿Por qué es tan importante esta figura? Según un estudio de Ogilvy & Mather, que estudiaron varias campañas en vídeo hechas en Twitter, se detectó que muchas campañas llegaron a influencers grandes –seguramente por petición, pero alguna podría haber llegado de forma orgánica– y quedaron en la nada rápidamente. Sin embargo, otras pasaron a través de esta capa a una segunda capa de influencers de menos calado y… voilà!, lo lograron.

De hecho, solo uno de cada cinco vídeos llegó a los secundarios y, de estos, la mayoría lograron su objetivo independientemente de la temática que tratara. La conclusión del estudio, de hecho, es que efectivamente llegar a los grandes influencers es un paso, pero conseguir que los secundarios te compartan es la auténtica clave. El primero crea el “subidón”, los segundos son los que “extienden la mermelada”, por así decirlo.

¿Quieres hacerte viral? Pues no te olvides de alcanzar al segundo estrato de las redes: podrían darte la llave del éxito.

No hay comentarios

Dejar respuesta