Un vídeo vale más que 1.8 millones de palabras

Gracias a los datos que las empresas recogen de los usuarios los vídeos que estas lanzan cada vez están mejor dirigidos a ellos

1
8 views
Video Marketing

Todos conocemos la expresión “una imagen vale más que mil palabras”, pero hoy en día, gracias al big data el contenido en vídeo vale más que 1.8 millones de palabras. La información que puede dar un vídeo y la impresión que puede ejercer para aquellos que la reciban es más valiosa que la de las palabras.

Así que no es sorprendente que el videomarketing haya captado la atención de aquellos que buscan nuevas y eficaces formas de comunicación.

La comercialización en vídeo permite transmitir inmediatamente mensajes y se trata de un método eficaz para apoyar la identidad de una marca.

Nos conocen mejor que nuestros propios padres

Históricamente, las empresas siempre han tenido dificultades con la medición de los impactos de sus campañas. Hace poco más de cien años el dueño de una tienda estadounidense, John Wanamaker, aseguraba que la mitad del dinero que gastaba en publicidad se desperdiciaba, pero que el problema era que no sabía qué mitad. Si Wanamaker estuviera vivo hoy en día no podría decir algo así, en gran parte, gracias al big data. Las empresas utilizan gran cantidad de datos de los compradores cuando estos interactúan en internet. Una especie de espía que conoce todos los movimientos, ya sea visitando una página web, haciendo una comprar o haciendo un comentario.

El contenido cada vez está mejor dirigido

Gracias a esta cantidad de datos una empresa puede ofrecer un vídeo personalizado a clientes específicos o a clientes potenciales gracias a la cantidad de datos que tiene sobre ellos. Ni nuestros familiares más conocen tanto sobre nosotros y aciertan tanto en nuestros gustos.

Hasta hace poco esto era inconcebible pero el big data ha facilitado muchas estrategias de marketing y sobre todo, ha hecho que estas sean más efectivas. Antes, el método utilizado para conocer a los consumidores se basaba en los focus group. Hoy en día es mejor fiarse de lo que hacen los clientes que de lo que dicen.

El verdadero potencial está en combinar el big data con el “video content”. Sin duda es mejor opción que describir el producto o servicio con palabras.

A pesar de que la palabra escrita seguirá acompañándonos en la mayoría de sitios web, de aquí en adelante los vídeos serán cada vez más frecuentes, y más aquellos personalizados y dirigidos a clientes concretos.

Quizá en unos años dejaremos de leer artículos como este y será un vídeo el que nos cuente todo tipo de información.

1 Comentario

Dejar respuesta