Si un vídeo se reproduce sin sonido, ¿hace ruido?

1
16 views
Sonido Video Ruido

Cada vez consumimos más material en Internet. Y no nos importa cuándo ni dónde: desde el trabajo, en el metro de camino a casa, durante una reunión… y, por educación o por saber estar, en muchas de estas ocasiones los vídeos tienen que reproducirse sin sonido.

Esto además afecta en otro campo: la velocidad con la que los usuarios deciden si quieren ver o no un contenido. Por lo que ahora los creadores de estos vídeos y los creativos de publicidad que se mueven en este campo tienen que saber cómo captar la atención de los potenciales clientes a mucha más velocidad.

Porque además el mercado del vídeo en internet no deja de crecer, sobre todo en telefonía móvil donde el año pasado creció un 35%, llegando ya a ser casi la mitad del consumo mundial. Y esto es importante porque, según Facebook, los usuarios de esta red social solo dedican 1’7 segundos a ver un vídeo antes de pasar de largo. Un 30% menos que en un ordenador de sobremesa.

¿Qué podemos hacer, por tanto, para aumentar las reproducciones de nuestros vídeos? ¿Cómo logramos captar la atención del espectador de forma más eficiente? Hablando un poco en plata, sacando el postre sin pasar por los aperitivos. No hay tiempo material, así que vamos a dar unas claves:

1. Crea intrigas visuales sin sonido

Piensa que en muchas de las ocasiones ni siquiera va a haber sonido, por lo que un gesto rápido o una imagen certera e impactante de entrada podrá enganchar más a la audiencia que algo más banal. Juega a lo inesperado, atractivo e inmediato. La primera impresión es más clave que nunca.

2. Usa tu marca o tu logo rápido

No hay tiempo, repetimos. No todo el mundo va a ver el vídeo hasta el final, es posible que casi ninguno lo haga. Asegúrate de que tu imagen se ve y se reconozca desde el principio.

3. Si hay texto, que sea claro y conciso

Facebook también nos dice que el 41% de los vídeos alojados en sus servidores son incomprensibles sin el sonido. Por lo tanto, si se siguen consumiendo vídeos mudos habrá que volver al texto como en las películas de Chaplin. Y cuanto más claro y legible sea, mejor.

4. No te guardes lo mejor para el final

Eso puede ser bueno para series y películas, pero tu vídeo se va a reproducir a toda mecha así que saca lo mejor que tengas de entrada, que crees ese impacto directamente en el cliente desde el primer fotograma. Prácticamente nadie se quedará para ver si hay una sorpresa al final que puede no llegar nunca.

Por supuesto, no estamos diciendo que nadie se olvide del sonido: es parte de la experiencia y seguramente no queramos renunciar a él, pero lo que sí está claro es que tenemos que poner mucho más cuidado en la parte visual para no perder un solo cliente en esos dos segundos de su vida que nos conceden.

1 Comentario

Dejar respuesta