Unidos por una red de carga eléctrica en Europa

La tecnología base sobre la que la red de carga eléctrica se sostendrá se llama Sistema de Carga Combinada: un sistema de carga rápida que usa un combo de conector AC/DC llamado Combo Coupler para que pueda suministrar el ratio de 350 kW

0
150 views
Cuatro de los principales fabricantes de automóviles del mundo se unen para crear y ampliar la red de carga eléctrica europea en apenas tres años

El coche eléctrico es el futuro, y las grandes marcas lo saben. El problema es que la red de carga eléctrica aún no está bien desarrollada en el Viejo Continente. Y este problema requiere una solución rápida.

Por eso, varios fabricantes de coches han decidido aunar esfuerzos para extenderla cuanto más mejor. Grandes fabricantes como Volkswagen, BMW, Ford y Daimler, nada menos.

La idea es ampliar la red de carga eléctrica europea con estaciones cuyos cargadores proporcionen 350 kW de potencia, lo que reducirá considerablemente además los tiempos de carga. El plan tiene año de inicio: 2017.

Inicialmente, el conjunto de marcas ha localizado ya 400 puntos de carga en todo el continente. El objetivo es ampliarlo a miles en apenas tres años (2020 es la fecha límite ideal para tener a punto las estaciones).

La red de carga eléctrica debería estar completa en tres años

La fecha límite no es casual: 2020 es el año en que las grandes marcas pretenden estar ya metidas de lleno en el coche eléctrico. La última posiblemente sea Fiat, que no está en el pacto pero pretende lanzar su coche eléctrico de lujo, el Maserati Alfieri, en ese mismo año.

Adaptador CCS de la red de carga eléctrica
Adaptador CCS

La tecnología base sobre la que la red de carga eléctrica se sostendrá se llama Sistema de Carga Combinada (CCS por sus siglas en inglés). Es un sistema de carga rápida que usa un combo de conector AC/DC llamado Combo Coupler para que pueda suministrar el ratio de 350 kW. Este estándar lo soportan ya los coches del conjunto de fabricantes, pero también otros fabricantes como Hyundai, General Motors y Fiat.

Por ejemplo, GM acaba de lanzar su Chevrolet Bolt que ya usa el conector CCS. Y como no podía ser de otra forma, los propios Tesla lo adoptaron en marzo de este año. En febrero, además, anunciaron la creación de un adaptador para sus coches que no estuvieran adaptados a este estándar.

No hay comentarios

Dejar respuesta