Una infraestructura para expandir tu negocio a otro país

Si tu empresa ha crecido lo suficiente puede que te estés planteando dar el salto y cruzar la frontera. Estas estrategias te ayudarán

0
9 views
País Estrategia Expansion

Después de meses de estudio y análisis has decidido dar el salto y expandir tu empresa a otro país. ¿Y ahora qué, te lanzas a campo abierto a empezar una nueva marca? ¿Adquieres un negocio ya existente en el nuevo país? ¿Deberías traerte tu producto estrella o desarrollar una nueva versión para los consumidores locales?

Demasiadas preguntas, así que vamos a desarrollar una estrategia que funcione correctamente. Este punto es en el que suelen fallar las empresas que han intentado moverse al no prepararse correctamente, así que planifica bien.

Para eso nos vamos a basar en la Pirámide de las 3A, por sus siglas en inglés: Adaptation, Aggregation, Arbitrage. Una de estas tres estrategias es la que te debe llevar a buen puerto.

1. Adaptación (adaptation)

Se refiere, obviamente, a la ubicación, a amoldarte al nuevo medio y al mercado local. Las compañías que cuidan esta estrategia generalmente desarrollan productos personalizados para el país en concreto. Además tienen una filosofía de trabajo poco centralizada donde los directores tienen mucha autonomía. Esto les facilita la reacción en caso de que haya algún cambio inesperado en el mercado. Es la estrategia más usada.

2. Estandarización (aggregation)

Esta estrategia se basa en crear o utilizar las escalas económicas existentes entre varias localizaciones. Las empresas que usan esta estrategia tienden a hacer uso de productos o servicios ya establecidos y promocionarlos en la nueva ubicación mediante publicidad activa.

La industria farmacéutica es un buen ejemplo de cómo funciona esta estrategia.

3. Arbitraje (arbitrage)

Con este sistema lo que hacemos es explotar las diferencias entre las ubicaciones para el beneficio de toda la organización. El ejemplo más común es la exportación del coste de producción. Hablando en plata, abaratar los costes.

Si estás dispuesto a dar definitivamente el paso que te saque de nuestras fronteras tendrás que escoger una de estas tres estrategias, analizarla y estudiarla bien y, una vez estés seguro de su viabilidad, lanzarte. Pero no recomendamos hacerlo si antes no se está seguro, porque si algo no queremos es que salga mal la aventura, ¿no?

No hay comentarios

Dejar respuesta