Las empresas quieren ser como Uber… y con razón

Empresas como Uber señalan hacia donde se dirige la economía. Y el destino no es otro que colaborar y compartir. No es de extrañar que las empresas quieran ‘uberizarse’.

0
6 views
La economía camina hacia la colaboración
Las compañías quieren uberizarse

Uber. Sí, la empresa que te pone un coche en la puerta que sabe dónde tiene que llevarte y al que no tienes que pagar en mano. Algo parecido a Cabify. Empresas con servicios parecidos al de BlaBlaCar, por ejemplo, y que señalan hacia donde se dirige la economía. Y el destino no es otro que colaborar y compartir. No es de extrañar que las empresas quieran ‘uberizarse’.

Tal y como recoge Entrepreneur, un reciente estudio de Accenture pone de relieve que nuestras compras están cambiando para convertirse en algo dinámico, accesible y continúo. Obviamente, la transformación tiene una raíz y esta es el consumidor: hoy en día se caracteriza por estar bien informado, conectado permanentemente (24 horas y 7 días a la semana), interesado en un servicio eficiente y proactivo para resolver sus necesidades.

El modelo de Uber, el reflejo para las empresas
Economía colaborativa, el futuro

Este cambio ha generado un nuevo escenario que ha dado lugar a una nueva forma de interactuar. Ahora el consumidor no sólo se siente importante y considerado por las empresas, también está cómodo con su nuevo papel. Sus hábitos han mutado: ahora compartimos e intercambiamos. Por ello, la economía camina hacia la colaboración. La filosofía que abrazan empresas como Uber.

¿Por qué las empresas quieren, entonces, ‘uberizarse’? Ahora la importancia reside más en el capital social que en el capital mercado y se nutre de la confianza social en el bien común. Llegados a este punto, los negocios apuestan por las ventajas de adoptar el modelo de Uber porque garantiza una ganancia económica, te permite comprar productos a precio de mercado, ahorran espacio y tiempo, promueve la comunicación activa y la ecoeficiencia y, sobre todo, el consumidor ahorra. A todo esto hay que añadir el atractivo de la parte social y la interacción. ¿‘Uberizarse’ será el futuro?

No hay comentarios

Dejar respuesta