¿Están muertas las tabletas?

El mercado de las tabletas se redujo hasta en un 10,1% en 2015, esto representa una bajada de 230.1 millones respecto a 2014. ¿Significa que los consumidores pasan de ellas?

0
19 views
Phablet
El mercado de las tabletas se redujo un 10,1% en 2015

Seis años después del lanzamiento del iPad, el que en su momento fue un sector en auge se encuentra al borde de un cambio masivo. El mercado de las tabletas se redujo hasta en un 10,1% en 2015, esto representa una bajada de 230.1 millones respecto a 2014. Estas estadísticas son un poco mejores si nos fijamos en otros números de investigación que estiman que los 224,3 millones de tabletas que fueron vendidas en 2015 -en comparación con los 242,2 millones de 2014- representan un descenso de sólo el 8,1%, tal y como informa Digital Marketing Magazine.

Parece que este año las grandes compañías electrónicas todavía no están tratando de lanzar nuevos dispositivos. Excluyendo el intento de y el lanzamiento de la Matebook de Huawei, las tabletas no han sido muy mencionadas por Samsung, Sony, HTC o LG. Si estas grandes marcas no tienen ningún plan inmediato, ¿significa que los consumidores pasan de las tabletas?

La muerte de las tabletas
Muchos usuarios prefieren ver Netflix a través de sus móviles

Este alejamiento puede ser explicado en parte por la cada vez mayor presencia de teléfonos inteligentes. Con la llegada de dispositivos más grandes -phablet- parece que muchos usuarios prefieren ver Netflix a través de sus móviles: el primer Samsung Galaxy tenía una pantalla de 5.3 pulgadas, lo que en su momento se consideró un phablet, ahora es un dispositivo de tamaño medio. Por lo tanto, se ven como un elemento de disuasión para cualquiera que esté considerando la compra de una tableta.

Las tabletas, en familia

Si echamos un vistazo más de cerca al mercado, se hace evidente que con poca o ninguna diferenciación entre los dispositivos y las tabletas, se está volviendo cada vez más difícil para las empresas obtener beneficio de ellas. Con la introducción del iPad, nadie estaba seguro de la frecuencia con la que los usuarios iban a usarlo. Ahora parece que tenemos una mejor comprensión de esta industria: el ciclo de uso de los iPad está, probablemente, entre un iPhone y un PC. La mayor parte de la gente lo utiliza para navegar por internet, ver Netflix o leer un poco. Las tabletas se han convertido en un dispositivo compartido con la familia, con ligeras actualizaciones de software y mantenimiento. La necesidad de reemplazarlos está disminuyendo.

Las tabletas se mueren
Apenas presentan características interesantes e innovadoras

Con el rápido éxito de la iPad y tabletas Android, muchos auguraron la desaparición de los ordenadores portátiles. Sin embargo, la industria no predijo el aumento de tamaño de la pantalla del smartphone, algo que ha dado lugar a tabletas más parecidas a un dispositivo de lujo y haciendo que los portátiles resistan. El nuevo nivel de precios más bajos para estos dispositivos ha perjudicado las ventas de tabletas en los mercados occidentales; los consumidores optan por reemplazar sus ordenadores portátiles en lugar de invertir en una tableta de lujo que hace casi las mismas cosas que su teléfono inteligente.

¿Qué novedades les quedan a las tabletas?

Al mirar todos los dispositivos de tableta disponibles en el mercado, es difícil no notar el enfoque reiterativo en sus mejoras respecto a los modelos anteriores: las nuevas tabletas apenas presentan características interesantes e innovadoras. ¿Qué queda por introducir? Resoluciones de pantalla más grande, retroalimentación óptica, tabletas personalizados destinados a datos demográficos específicos como niños o jugadores… No existe una dirección clara de mejora dentro de este mercado.

Cada vez está más claro que las tabletas se enfrentan a un momento difícil. Sin embargo, todavía pueden hacer una reaparición si las empresas analizan los patrones de uso frente a las necesidades del mercado actual. Las tabletas necesitan diferenciarse claramente de los teléfonos inteligentes y de los ordenadores portátiles proporcionando a los usuarios una experiencia única y personalizada. Dicho esto, si nada cambia, las tabletas serán devoradas por los teléfonos inteligentes y serán condenadas al estante donde figuran otros artículos de lujo.

No hay comentarios

Dejar respuesta