Software controlado por el cerebro para AR y VR

"Mucha tecnología que está ahí afuera ahora se enfoca más en aplicaciones de meditación y concentración"

0
69 views

A medida que los consumidores comienzan a tener gusto por los robots domésticos controlados por voz y de las realidades virtuales basadas en el movimiento, una franja de tecnólogos está pensando en lo que viene después de eso. La respuesta tiene importantes implicaciones para la forma en que interactuaremos con nuestros dispositivos en un futuro próximo.

“Nuestra visión es hacer de ésta la plataforma de interacción humana estándar para cualquier dispositivo de hardware o software“, dijo Alcaide, CEO de Neurable, en una entrevista. “Así que la gente puede entrar en sus hogares o en sus oficinas y tomar el control de sus dispositivos usando una combinación de sus sistemas de realidad aumentada y su actividad cerebral”.

A diferencia de otros neuro-startups como Thync e Interaxon Muse, Neurable no tiene intención de construir su propio hardware, en lugar de depender de dispositivos de electroencefalografía (EEG) fácilmente disponibles, que por lo general se asemejan a una tapa o una diadema. Equipado con múltiples sensores que pueden detectar y correlacionar la actividad eléctrica en el cerebro, los auriculares EEG graban la actividad neuronal que puede ser interpretada por software personalizado y traducida a una salida.

Dicho sistema se conoce como una interfaz informática cerebral, o BCI. Estas interfaces son más conocidas por sus aplicaciones para las personas con discapacidades severas, como la ELA y otras condiciones neuromusculares. El problema es que la mayoría de estos sistemas son muy lentos. Puede tomar 20 segundos para que un portador ejecute una acción simple, como elegir uno de dos símbolos en una pantalla.

La Realidad Virtual cerebral

Basándose en un estudio de prueba, la innovación fundamental de Neurable es un método de aprendizaje automático que podría reducir la espera de procesamiento para que la selección del usuario suceda en tiempo real. El mismo nuevo enfoque de análisis abordará también la cuestión de señal a ruido BCI, amplificando la calidad de los datos para obtener un conjunto de datos más sólido.

Neurable

“Mucha tecnología que está ahí afuera ahora se enfoca más en aplicaciones de meditación y concentración“, dijo Alcaide. “Debido a esto, tienden a ser mucho más lentos cuando se trata de una entrada para controlar dispositivos”. Estos dispositivos a menudo interpretan conjuntos específicos de ondas cerebrales (alfa, beta, gamma, etc.) para determinar si un usuario está en un estado de enfoque, por ejemplo.

En lugar de medir ondas cerebrales específicas, el software de Neurable está impulsado por lo que Alcaide llama una forma cerebral. Medir esta forma, un patrón de actividad cerebral sensible conocida como un potencial relacionado con el evento, es una forma de medir si un estímulo u otro es importante para el usuario. Esta noción de imágenes cerebrales, más o menos una observación de causa y efecto, ha estado en realidad de alguna forma durante al menos 40 años.

Neurable quiere revolucionar los neuro-startups

El agnosticismo de hardware comprometido de la compañía hace apostar que en unas pocas generaciones, todos los auriculares de realidad virtual aumentada vendrán incorporados con sensores de EEG. Dado que la metodología es fiable y bien probada de décadas de uso médico, EEG está realmente bien posicionada para crecer en el futuro de la tecnología de consumo de entrada. Neurable ya está en conversaciones con los principales fabricantes de hardware AR y VR, aunque la compañía se negó a nombrar socios específicos.

“Para nosotros estamos enfocados principalmente en el desarrollo de nuestro kit de desarrollo de software“, dijo Alcaide. “En el juego, queremos convertirnos en la pieza de software que se ejecuta en cada aplicación de hardware y software que le permite interpretar la actividad cerebral. Eso es lo que estamos tratando de lograr”.

En lugar de utilizar un controlador Oculus Touch o comandos de voz, los pensamientos solo parecen probables para orientar el futuro de la interacción del usuario. En teoría, si y cuando este tipo de cosas se proyecta en un nivel comercial, las entradas controladas por el cerebro podrían alimentar una serie ilimitada de salidas: cualquier cosa, desde que un avatar de VR en el juego salte a apagar un conjunto de luces de tono. El gran desconocido es el tiempo que esperaremos para que llegue el futuro.

No hay comentarios

Dejar respuesta