SEO: trampas que debemos evitar

De un tiempo a esta parte es fundamental, cuando se escribe para internet, preparar los textos para el SEO (Search Engine Optimization), es decir, intentar que los textos se coloquen lo más arriba posible en los puestos de los buscadores

1
13 views
SEO Portada

Hecha la ley, hecha la trampa. Si bien todos coincidiremos en que ahora mismo el SEO es fundamental en cualquier trabajo de redacción que se precie para posicionarnos lo más arriba posible en Google, Lycos y demás compañeros mártires también es cierto que se han desarrollado ya ciertas “trampas” para que ese posicionamiento ocurra lo más rápido posible o que nos aúpen a lo más alto por la vía rápida.

No hay que olvidar que, como dicen los ingleses: easy come, easy go. Es decir, lo que fácil viene fácil se va. Por lo tanto es mejor evitar usar estos trucos que a la larga a los buscadores no le gustan nada y pueden penalizarnos con fuertes descensos en la lista de resultados o hasta con hacernos desaparecer. Veamos cuáles son las trampas más comunes para intentar no caer en ellas:

Texto y enlaces ocultos

El SEO funciona en gran medida gracias a la selección de unas palabras clave que serán las que los buscadores utilicen para indexar nuestra web como un posible resultado. Es conveniente usar esas palabras a lo largo de los artículos para que el texto quede bien explicado y que sea verdaderamente enriquecedor para el que lo lea.

Lo que se considera una mala forma de usar las palabras claves es, por ejemplo, escribir un puñado de estas palabras sin conexión alguna entre ellas y ocultar el texto posteriormente, para que el usuario no lo lea ni lo vea pero los buscadores sí que las encuentren.

Lo mismo ocurre con los enlaces. Los buscadores encuentran muy positivo que los textos enlacen a páginas exteriores, es como una manera de certificar la fuente de la que sale la información. Sin embargo, si colocamos un puñado de estos links ocultos pasará lo mismo que con las keywords. Y los motores de búsqueda ahora detectan ambas trampas con sencillez y las penalizan con dureza. Ojo.

La descripción no coincide

Puede tratarse de un truco viejo y obvio, pero se sigue utilizando. Se emplean sobre todo como cebos para redirigir a la página a la que verdaderamente quieren enlazar, pero es tan manido y antiguo que el posicionamiento que se logre alcanzar en el tiempo que se use se pierde a las pocas semanas.

Palabras clave engañosas o repetitivas

Vamos a separar ambas para hablar bien de unas y otras

Palabras clave engañosas

Es una de las que más ha afectado a los motores de búsqueda y la responsable de que nos encontremos resultados “extraños” en nuestras búsquedas. Imaginemos que ponemos como keyword “tortitas”, pero hablamos de ingeniería y de los motores que montan los hornos que preparan estos postres de manera industrial. No estamos hablando de tortitas, sino de motores y hornos, pero al haberla establecido como palabra clave nos lo indexarán como tal.

Es una práctica que los buscadores odian especialmente, por lo que si se detecta que se está usando las consecuencias pueden ser la absoluta desaparición del buscador.

Palabras repetitivas

Repetir una y otra vez de principio a fin del texto las palabras que hemos considerado fundamentales para el posicionamiento del artículo tampoco está bien visto. Ciertamente nos pueden colocar más alto en Google, pero en cuanto se den cuenta del truco, adiós. Es mejor usar sinónimos para enriquecer el texto y que no quede tan cacofónico.

Redireccionamientos falsos

Parecido al segundo punto, cuando hablábamos de las descripciones que no coinciden, solo que en esta ocasión el engaño es flagrante: directamente reenlazamos adonde nos apetezca, sin importar nada haber usado una URL que nada tiene que ver con lo que realmente es el tema de nuestro artículo.

Puede pasar de forma involuntaria, por ejemplo, al mover un dominio, en cuyo caso el usuario hace clic en un enlace que ha cambiado y se redirige al nuevo. Es importante localizar estos pequeños fallos para repararlos a la mínima oportunidad.

Replicar una web

El plagio está mal visto en todo el mundo, e Internet no iba a ser menos. Si directamente plagias toda la información que puedes encontrar en otra web o haces un descarado copia y pega de lo que has visto y lo publicas, obviamente no va a haber motor de búsqueda que no se dé cuenta y no te penalice. Procura crear contenido original

Esto ocurre también si lo haces contigo mismo. Es decir, si copias tu propia información y la vuelves a publicar bajo otra URL, engañando así a los motores de búsqueda dado que se indexa un mismo contenido varias veces. En cuanto se detecta la trampa, los enlaces (todos) se desinexan.

La importancia de ser limpio con el SEO

Como estamos viendo, lo más conveniente es jugar limpio y usar correctamente el SEO de forma y manera que ningún buscador nos tumbe de los resultados. Además, un contenido propio y limpio se acabará asentando mucho mejor que uno plagado de trampas, y perderemos el miedo a que nos pillen y nos desindexen. Demasiadas ventajas para tan pocas desventajas, ¿qué pensáis?

1 Comentario

Dejar respuesta