¿Se están convirtiendo los influencers en auténticas marcas?

Los bloggeros cada vez tienen más poder, tanto, que se están convirtiendo en entidades publicitarias independientes, pero ¿cómo hemos llegado hasta este punto?

0
34 views
Influencers que son auténticas marcas

Las marcas están teniendo problemas para conectar con las audiencias. Para acabar con este problema, muchas empresas han apostado por los influencers para volver a recuperar esa conexión con sus clientes.

Hoy en día, los influencers son los nuevos famosos. Muchos blogueros (los que escriben en internet) y vlogueros (los que se graban en internet) han visto cómo ha crecido su popularidad gracias a las redes sociales. Al mismo tiempo que ha crecido su fama, su rango de influencia se ha ampliado gracias a los fans. Esta situación ha llegado hasta tales niveles que algunos se han convertido en una marca en sí misma.

Según un reciente estudio de MuseFind, el 92% de los consumidores confía más en un influencer, y en sus recomendaciones, que en la publicidad tradicional. Por este motivo, las marcas están cada vez gastando más y más en marketing de influencers.

Pero ¿el peso y la importancia que se le está dando a los influencers está haciendo que ellos pasen de ser simples portavoces a convertirse en auténticas marcas? Sí.

Los influencers como marca

¿Los influencers han dejado de ser personajes conocidos y expertos en redes sociales para convertirse en una marca en sí misma?

El mejor ejemplo para responder a esta pregunta es Kim Kardashian. Esta mujer ha dejado de ser famosa sin más en las redes sociales (sobre todo en Instagram) para convertirse en una marca. No hay duda de que Kim Kardashian es un nombre al que se le asocian o se le asignan una serie de productos e imágenes.

La imagen del influencer

La identidad del influencer está cada vez mejor construida, es decir, es más sólida y poderosa que nunca.

Un ejemplo, el Rubuis. Este conocido youtuber ha entrado en la lista de los jóvenes más influyentes del mundo. Hace poco esta información se publicó en la revista Time. Desde ese momento, los medios anglosajones, y, por supuesto, los españoles, no dejaron de hablar de él.

El papel de los influencers cambia

La poderosa imagen de los influencers y su creciente poder está haciendo que las dinámicas con las marcas estén cambiando.

Cada vez los influencers son más “marca” y esto no solo cambia el trato con sus consumidores sino también con las empresas que requieren de sus servicios. Ambos esperan más de ellos, los primeros por la calidad de sus recomendaciones y los segundos por los resultados obtenidos.

Las compañías han dejado de verlos como una simple llave para vender más. El influencer ha dejado de ser un papagayo que repite sus mensajes y la empresa ha comprendido que la dinámica a establecer tiene que ser distinta.

Los consumidores les otorgan unos valores y depositan una confianza en ellos a la que tienen que responder, es decir, tienen que estar a la altura.

Lo más importante para que todas las partes estén satisfechas es que los mensajes publicitarios formen parte de la conversación. De esta manera, deja de sonar a publicidad.

Todos ganan

A los consumidores esto les gusta porque entienden que “un amigo”, alguien en quien confían, les está recomendando algo que puede resultar beneficioso para ellos.

Para la marca esta actitud de los influencers es perfecta porque los mensajes pasan la barrera “anti-publicidad” que muchos de sus clientes tienen. Además alcanzan la conexión deseada con su público potencial.

Los últimos beneficiados son los influencers que ven crecida su popularidad, su poder y su cuenta del banco.

Related Posts

No hay comentarios

Dejar respuesta