¿Los robots pueden mejorar la sociedad?

¿Pueden los robots ayudar a la sociedad? Hay una delgada línea que separa a los que complementan de los que tienen aspecto humano... y generan rechazo

0
12 views
Algunos recelan de los androides
¿Ayudan los robots aunque generen rechazo?

La robótica japonesa está suscitando un especial interés y mucho más después de los recientes acontecimientos, tal y como informa Japantrends. El foco se ha puesto, particularmente, en la delgada línea que divide la aplicación social de los robots y el valle misterioso. Más conocido como ‘uncanny valley’, se trata de una hipótesis desarrollada en el campo de la robótica y la animación 3D; afirma que cuando las réplicas antropomórficas son casi idénticas -en aspecto físico y comportamiento- a los humanos causan rechazo.

Actualmente, parece que la industria de la robótica japonesa puede producir cualquiera de los dos tipos de androides: aquellos que están destinados a ser compañeros personales y a complementar la acción humana y los que, incluso, pueden generar una sensación de miedo porque son intentos tan audaces que parecen condenados a reemplazar a las personas.

Por un lado, el mundo contempló la llegada del robot EMIEW (Excellent Mobility and Interactive Existente) de Hitachi y Tabo; se trata de un pequeño androide diseñado para asistir a las personas con dificultades para moverse y necesitan asistencia. Quizás el más notable fue Pepper, el robot codesarrollado por Softbank capaz de comunicarse con las personas e interpretar sus emociones, que parece estar en todas partes estos días. No en vano la primera tirada de 1.000 ejemplares se agotó un solo minuto tras ponerse a la venta en Japón a pesar de que muchos lo han comparado con un niño que exige atención constantemente y dispara preguntas para las que no necesariamente quiere una respuesta.

Robots cada vez más humanos

La otra cara de la moneda son los inquietantes robots humanoides como los desarrollados por Hiroshi Ishiguro o Aiko Chihira, la recpecionista-androide desarrollada por Toshiba y contratada por los grandes almacenes Mitsukoshi. Independientemente de la inquietud que generan en algunas personas, un robot basado en Matsuko Deluxe copresentó un programa de televisión durante varios meses mientras que uno de los androides de Ishiguro ha estado actuando en obras de teatro con actores en vivo. ¿Todo esto es un truco o es la realidad que está por venir?

Los avances tecnológicos significan que los robots están aumentando mientras buscan y se comportan cada vez más como seres humanos. ¿Pueden coincidir cada vez más con sus homólogos humanos? Richard Waters y Kana Inagaki han descubierto los últimos robots humanoides y la pregunta que han dejado sobre la mesa es si estas máquinas puede, realmente, mejorar la sociedad. Esta pregunta, por supuesto, es también un elemento básico de ciencia ficción, pero es probable que el debate dure mucho tiempo más.

No hay comentarios

Dejar respuesta