Cómo entrenar a tu robot: trátalo como un perro

Para averiguar cuál es la mejor manera de que un robot aprenda, los diseñadores han buscado varias fuentes de inspiración. Sin embargo, la forma más útil es fijarse en los perros

0
14 views
El entrenamiento de perros aplicado a la inteligencia artificial
Cómo entrenar a un robot basándose en los perros

Explorar la evolución de la relación entre los humanos y las máquinas o examinar las formas en las que los robots, la inteligencia artificial o la automatización están afectando a nuestro trabajo y vidas se están convirtiendo en acciones cada vez más normales. Para intentar averiguar cuál es la mejor manera de que un robot se mueva, los diseñadores han recurrido a diversas fuentes de inspiración: serpientes, guepardos, peces e incluso sirenas. Sin embargo, la forma más útil para que aprendan es fijarse en los perros.

Tal y como explica Geekwire, un equipo dirigido por científicos de la Universidad Estatal de Washington y, concretamente, del Laboratorio de Aprendizaje de Robots Inteligentes ha creado un programa de entrenamiento que se basa en el comportamiento de un perro cuando está aprendiendo una tarea de su amo. Cuando el robot no sabe qué hacer, se ralentiza y se retroalimenta, pero una vez descubierta la tarea, simplemente la ejecuta. El modelo se ha desarrollado en previsión de una época en que la gente sea la que enseñe a los robots lo que tienen que hacer en lugar de los programadores.

El software de simulación se probó con un perro robot virtual al que le enseñaron a transportar artículos entre habitaciones de diferentes colores. La tarea de formación se dejó en manos de personas que no eran programadores y utilizaron un botón rojo de castigo y uno verde de recompensa como herramientas de enseñanza. Además podían variar la velocidad de los movimientos del perro virtual. El estudio produjo los mejores resultados globales en términos de precisión de formación y cantidad de tiempo requerido. Ahora el equipo está llevando a cabo experimentos con robots físicos y agentes virtuales.

No hay comentarios

Dejar respuesta