Un robot ayuda a los discapacitados a comer solos

Comer volverá a ser un placer para las personas con movilidad reducida porque ya no necesitarán ayuda nunca más

0
12 views
Robot Ayuda Comer Discapacitados

Como hemos dicho muchas veces, los robots se crean para hacernos la vida más fácil, para entretenernos… pero el uso más importante que se puede hacer de estos androides es el de ayudar a las personas que sufren cualquier tipo de enfermedad. Ya hablamos de un robot que cuidaba de la salud de toda la familia y de otro que ayudaba en la lucha contra el Parkinson. Pues esta vez vamos a hablar de un robot que ayuda a la gente que no puede comer por sí misma a que sea capaz de hacerlo.

Comer supone un problema para los discapacitados que no pueden moverse

Todos los días millones de personas tienen que ser alimentadas por cuidadores.  Para los que sufren la enfermedad esta situación es bastante frustrante. A ellos le encantaría no tener que depender de nadie, desearían no tener que esperar a que nadie les alimentase y que esta acción tan fácil la pudiesen hacer por sí mismos. Muchos sienten que vuelven a la niñez, y no es algo que a la mayoría le guste. Personas adultas a las que el juego de  “que viene el avión” les viene demasiado tarde.

Cómo funciona

Este robot llamado Obi cuenta con un brazo robótico donde se engancha la cuchara. De esta manera se puede coger la comida de uno de los cuatro cuencos que el invento tiene.

El tamaño de la comida no debe ser muy grande para que la cuchara pueda cogerla bien. Para que os hagáis una idea, los trozos no pueden ser más grandes que los de una uva.

Para poder utilizarlo, en primer lugar se debe indicar al robot cuál es altura de la boca de aquel que vaya a comer y una vez hecho esto, se activarán unos botones para que empiece “el banquete”. Estos botones se colocarán cerca de los pies o de las manos, donde el discapacitado tenga más facilidad de hacer un pequeño movimiento.

¿Quieres ver una demostración de cómo funciona? Aquí tienes el vídeo.

Precio y batería

El precio de este invento es de 4500 dólares. Puede parecer mucho pero para algunos la posibilidad de comer solos, sin ayuda ninguna, no tiene precio.

La batería dura entre 2 y 4 horas, suficiente para que aguante al menos un día entero.

Vuelven a disfrutar

Después de utilizar este aparato, el simple acto de comer se vuelve más placentero para la mayoría de personas que sufren algún tipo de discapacidad que afecte al movimiento.

Seguro que muchos recuperarán la idea de que comer es uno de los mayores placeres de la vida.

Artículos recomendados por el autor

No hay comentarios

Dejar respuesta