El rifle francotirador cazador de drones

Por su forma sí que podemos pensar que es un rifle: la empresa australiana DroneShield ha presentado su arma anti-drones, llamada simplemente DroneGun

0
4 views
Detener drones que tienen malas intenciones será cada vez más importante en algunos ámbitos. Por eso DroneShield ha creado este rifle de ondas

Los drones son una gran herramienta, qué duda cabe. Ahora hasta reparten pizza. Pero pueden usarse también con fines cativos. Y contra ellos hay también herramientas para que no nos perjudiquen, como este rifle.

No es, evidentemente, un arma de fuego. Pero por su forma sí que podemos pensar que es un rifle. La empresa australiana DroneShield ha presentado su arma anti-drones, llamada simplemente DroneGun.

Y no solo es un rifle tecnológico, sino que además puede hacerte sentir como un auténtico macho. El tamaño importa para la marca aussie. El peso es grande, unos seis kilos, pero lo compensa con un alcance tremendo: entre uno y dos kilómetros.

Tampoco destroza los drones que alcanza. Lo podemos ver en este vídeo.

Lo que hace realmente esta arma es “atascar” las bandas de frecuencia de 2,4 y 5,8GHz, además de hacer lo mismo con la señal GPS y la GLONASS (el GPS ruso). De esta forma se logra que el drone quede desactivado.

El rifle anti-drones solo es lo último

Anteriormente, la marca se centró en ofrecer detección de drones mediante sensores acústicos. Dispone de productos de corto y largo alcance que pueden escuchar al artilugio y enviar información de seguridad en tiempo real.

“Grabamos los ruidos en un área particular, quitamos el ruido de fondo con nuestra tecnología y podemos identificar si es un drone y de qué tipo”, explica James Walker, CEO de DroneShield.

Eso sí, estas medidas anti-drones aún tienen camino por recorrer. Aún no están disponibles para el público en general, por ejemplo. Desde la misma empresa se reconoce que este rifle no estará a la venta más que para el Gobierno de los Estados Unidos y sus agencias. Más que nada porque la Comisión Federal de Comunicaciones prohíbe las operaciones, publicitación o venta de equipamiento que cause interferencias.

De la misma forma, en Australia también está prohibido todo equipamiento que sature las señales de los satélites GPS. Tendremos que conformarnos con amaestrar águilas.

No hay comentarios

Dejar respuesta