El adolescente que convirtió la propina de su abuela en realidad virtual

A Finman su abuela le dio mil dólares y lo invirtió en los famosos bitcoins. Un año y medio después tenía 100.000 dólares y ahora, con 17, ha diseñado un dispositivo de realidad virtual

0
11 views
Cómo transformar mil dólares en realidad virtual

¿Quién no ha recibido la propina de sus abuelos? Un dinero extra que la mayor parte de nosotros hemos empleado en infinidad de cosas: desde ir al cine a comprarnos algo pasando por invertirlo en los gastos de algún viaje. Cuenta Mashable que Finman fue un paso más allá; cuando tenía trece años su abuela le dio mil dólares y lo invirtió en los famosos bitcoins. Un año y medio después tenía 100.000 dólares y ahora, con 17, ha diseñado un dispositivo de realidad virtual compatible con Android. Se llama Marvel y espera financiarlo a través del crowdfunding.

Finman no está solo. Detrás de él hay un grupo formado por siete u ocho personas especializadas en diferentes y variados campos de actuación: fabricación, electrónica, distribución… Incluso está su hermano que aporta los conocimientos obtenidos en el Instituto Tecnológico de Massachusetts. El objetivo no es otro que conseguir un millón de dólares en donaciones para sacar su proyecto adelante.

Marvel, realidad virtual
Con 17 años, ha creado un dispositivo de realidad virtual

No va de súper héroes la cosa sino de los cascos de realidad virtual que últimamente estamos viendo cada vez con más frecuencia. Lo que diferencia a Marvel del es que no se trata de un dispositivo al uso que muestra contenido; lo que ve el usuario en el semicírculo que aparece frente a él son las diferentes aplicaciones que tiene en marcha y, además, permite cambiar la atención a los navegadores, chats… gracias a su principal novedad: unos sensores de movimiento preciso.

Realidad virtual a 200 dólares

Por si esto fuera poco, ofrece la posibilidad de conectar un ratón y un teclado mediante Bluetooth. Finman pretende reemplazar el equipo con Marvel y su realidad virtual. No en vano permite elegir un fondo de pantalla y también disfrutar de aplicaciones de realidad virtual. Su aspecto físico recuerda al de Oculus Rift: un auricular negro con un visor que, obviamente, puede albergar un teléfono. Éste es otro punto a favor: ofrece una amplia gama de compatibilidad con distintos dispositivos. ¿Su precio? 200 dólares. Las previsiones de Finman pasan por distribuir dos mil unidades para obtener unos ingresos de 500.000 dólares.

No hay comentarios

Dejar respuesta