Razones para entrar –o no– en un nicho de mercado muy amplio

Levantar un negocio no es sencillo, pero cuanto más amplio el target más nos va a costar meter cabeza

0
13 views
Nicho Mercado Amplio

El que mucho abarca poco aprieta, reza un dicho coloquial. Y lo mismo podemos aplicar a los negocios. Es fundamental escoger bien el nicho de mercado al que queremos dirigirnos para hacernos grandes. Claro que muchos quieren ahora imitar el éxito de empresas recientes como Über o Airbnb, pero… ¿cómo competimos contra ellas? Porque sí, será complicado, pero es en ese nicho donde podemos hacernos de oro.

No hay una respuesta clara o exacta, como suele pasar en todo lo referente al marketing, porque lo que a uno le funciona puede resultar la ruina para otro. Pero sí que hay una lista de factores que podemos tener en cuenta a la hora de montar nuestro negocio si queremos que tenga una clientela lo más amplia posible.

1. Encuentra el hueco que dejan

Cuanto más ajustes el perfil que buscas, menos competencia tendrás de grandes o pequeños. Por ejemplo: existen más empresas que funcionan compartiendo viajes como Blablacar. ¿Por qué no enfocarnos en una que sea exclusivamente de viajeros con mascotas?

Al haber menos competencia nos será mucho más sencillo desviar el tráfico hasta nuestro negocio.

2. Trata de atraer la atención de forma simple

Lo que más nos suele llamar la atención es lo que se centra en un punto de vista diferente al resto. Si comentas que han abierto una cafetería nueva no atraerán mucha atención, pero si es por ejemplo un cine-café seguro que se giran más cabezas.

Con una buena estrategia de marketing será más fácil que los clientes en nuestro nicho de mercado hablen de nosotros.

3. Consigue testimonios y referencias reales

A todos nos suena a cuento las opiniones 100% magníficas que se encuentran en muchas webs, y directamente ni nos las creemos. Al estar centrándonos en un mercado concreto todos los visitantes son posibles clientes, así que intentemos obtener de ellos una valoración real lo más positiva posible.

Eso no se consigue de otra forma más que haciendo las cosas bien, pero fomentar la valoración del cliente nos ayudará a crearnos una buena imagen de marca.

Riesgos de centrarnos en un nicho demasiado pequeño

Por supuesto, irnos al lado opuesto y encontrar un hueco pequeño que nadie ha cubierto todavía tiene sus riesgos también. Las reglas del mercado cambian constantemente y nos pueden dejar en la estacada en menos de un año.

Otro ejemplo: formamos una empresa que lleva comida a trabajadores pluriempleados en sus descansos entre trabajos. Esto nos puede ir bien un tiempo, no es mal nicho de mercado, pero si la siguiente generación de trabajadores no necesita coger más de un trabajo nos iremos a pique pronto.

El secreto para mantenernos a flote es tener la capacidad de pivotar entre uno y otro nicho a medida que el mercado cambia a nuestro alrededor. ¿Preparado entonces para hacerle la competencia a los grandes? Seguro que sí.

No hay comentarios

Dejar respuesta