Publicidad encubierta en redes sociales: Spanish Version

La publicidad encubierta en redes sociales supone un problema en tanto que no se especifique que lo es, pero ¿cómo debería anunciarse que lo es?

0
6 views
publicidad-encubierta-en-redes-sociales
Publicidad que puedes ver en Instagram.

Los famosos son peculiares. Estos especímenes que igual hoy venden su boda en diecisiete revistas que mañana se ofenden mucho porque les pregunten por su vida privada son, además, un gran foco para la publicidad.

Sin embargo, en ocasiones intentan dedicarse a este medio tan noble pero no lo hacen correctamente. Puede ser por desconocimiento pero también por intentar engañar a sus seguidores. Sea como fuere, la publicidad en redes sociales… sigue siendo publicidad.

Publicidad encubierta, segunda parte

Si bien hace algunas semanas comentábamos las sanciones que se habían aprobado en Estados Unidos a los propietarios de canales de YouTube que estaban realizando publicidad encubierta para Warner Bros, hoy las protagonistas de la noticia son famosas  de la zona.

Sara Carbonero, Paula Echevarría o Edurne (sin apellido) son imagen de innumerables marcas y productos, casi todos de imagen personal o para ello. Sin embargo, aunque la actriz Paula Echevarría sea la protagonista de campañas de gafas de sol y cobre por ello, posteriormente sube a Instagram fotografías de ella que pasan por ser naturales. Eso sí, para no cegarse ante el sol lo hace protegida con ellas.

Otros casos con Edurne, Sara Carbonero, Cristina Pedroche y demás celebrities patrias tienen situaciones similares como protagonistas de la publicidad en redes sociales: marcas que los contratan, protagonizan anuncios para ellos y, después, en redes sociales siguen patrocinando estas marcas… sin anunciar correctamente.

¿Qué hacen mal en la publicidad en redes sociales?

Lo que hacen mal no es anunciar productos, sino no avisar de que se trata de anuncios. Del mismo modo que, cuando en cualquier cadena de televisión se va a realizar un Publirreportaje aparece señalado en la pantalla en una de las esquinas, la publicidad en redes sociales tiene también su propio código.

Avisar mediante un #Publicidad entre los innumerables hashtags que utilizan o explicarlo en el propio post o cajita de información si se trata de YouTube… ¡y todo solucionado! El problema es que, normalmente, no hacen esto porque no quieren.

Y el problema es exactamente ese: no avisan de que se trata de publicidad para que sus seguidores no se sientan “vendidos” ante las marcas que representan. Sin embargo, cuando se descubre que es publicidad o los flagrantes casos en los que es más que evidente, es el seguidor quien más suele decepcionarse.

Por lo tanto, ¿aviso sí o no?

Evidentemente, si como sucede en este caso, la ley estipula en el artículo 20.1 de Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI): “las comunicaciones comerciales realizadas por vía electrónica deberán ser claramente identificables como tales”.

Un poco más adelante añaden que “en el caso en el que tengan lugar a través de correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente incluirán al comienzo del mensaje la palabra ‘publicidad'”. Evidentemente, esta normativa no se está cumpliendo. Algo que en países como Gran Bretaña o los Estados Unidos no sucede.

No hay comentarios

Dejar respuesta