Pros y contras de contratar becarios para tu startup

Muchas empresas nuevas pueden pensar que es mejor para ellos contratar a gente en prácticas en lugar de trabajadores a tiempo completo por el ahorro de costes que esto supone, sin embargo, no todo son ventajas.

0
16 views
Pros Contras Contratar Becario

Es inevitable que las startups recurran a los becarios para formar su plantilla ya que esto supone un ahorro de costes importante y lo que necesitan las pequeñas empresas que acaban de nacer es gastar cuanto menos mejor para disminuir en la manera de lo posible su deuda inicial. Sin embargo, no todo son ventajas cuando hablamos de este tipo de contrato. Veamos cuales son los pros y los contras de contratar a becarios para tu pequeña startup.

Ventajas de contratar a un becario

Futuros talentos

El talento es la clave para que una empresa funcione, y muchos de los becarios que vas a fichar lo tienen. Contratar a una persona en prácticas de darle una oportunidad de demostrar lo talentoso que es. Si supera las expectativas puede que se quede en la empresa por mucho tiempo.

Un par de manos más nunca vienen mal

Tener un par de manos más hace que puedas delegar trabajo para seguir desarrollando el siguiente paso de tu estrategia.

Nuevos roles y nuevas ideas en tu empresa

Contratar a una persona en prácticas te permite validar los puestos de trabajo que tienes y también saber si son necesarios algunos más.

Asimismo, es muy importante no subestimar las habilidades de tus becarios. Sus ideas son muy valiosas y el feedback que generan te puede ayudar a redefinir tus hipótesis y a evitar errores.

Desventajas de contratar a un becario

No te gusta que se vayan

Siempre gusta cuando alguien nuevo llega a la oficina, es aire fresco. Como es natural se crean amistades, vínculos que en unos meses se rompen.

Es posible que te veas afectados cuando tus becarios “vuelvan al colegio”. La sensación de que se va parte de tu equipo cada poco tiempo no es del todo agradable.

Demasiado tiempo “enseñando”

En la mayoría de los casos se pierde demasiado tiempo enseñando a los becarios cómo tienen que trabajar y en qué tienen que trabajar.

La mejor estrategia es evitar darles a tus becarios el trabajo más complejo, ya que dedicarás demasiado tiempo en explicarles cómo funciona.

El tiempo es oro, por eso es importante dejar clara la organización y las funciones de cada trabajador.

Cada seis meses se repite el proceso

Los contratos de prácticas suelen ser de entre 3 y 6 meses. Una vez pasa este tiempo, el becario se va y viene una persona nueva a la que hay que explicarle todo de nuevo. El hecho de estar repitiendo cada 6 meses lo mismo puede llegar a ser agotador.

Demasiada responsabilidad

En muchas ocasiones los becarios tienen demasiadas responsabilidades. Si no actúan bien o se equivocan esto puede afectar negativamente a tu negocio.

No hay comentarios

Dejar respuesta