La paradoja de la privacidad de nuestros datos

Los Papeles de Panamá pusieron sobre la mesa un tema que está a la orden del día: la privacidad de nuestros datos. Y es que existe una gran paradoja sobre ellos

0
5 views
Nos preocupa el tratamiento de la información

Los Papeles de Panamá pusieron sobre la mesa un tema que está a la orden del día: la privacidad de nuestros datos. Y es que existe una gran paradoja sobre ellos, tal y como se hace eco Digital Marketing Magazine. Nuestra seguridad está siempre en cuestión, tanto que cada vez hay más gente que rehúsa dar sus datos a las organizaciones que, se supone, son de confianza. De compartirlos ya ni hablamos. Somos escépticos sobre el uso que le dan a esta información y qué métodos emplean para almacenarlos.

Al mismo tiempo, exigimos una serie de servicios personalizados que sólo nos pueden proporcionar si renunciamos a ese poder que tenemos sobre nuestra información. Es el caso de la atención al cliente, las ofertas que nos llegan o los servicios médicos. Si llegamos inconscientes a un hospital, esperamos que el equipo médico que nos atienda sepa todo sobre nosotros para aplicarnos el tratamiento exacto y que, por ejemplo, no seamos alérgicos. ¿Cómo van a saberlo si protegemos nuestra intimidad al máximo?

No compartimos información tan fácilmente
Somos escépticos con el uso de nuestros datos

Lo cierto es que en el mundo de la industria el escenario es diferente. Ahora existen compañías de seguros que ofrecen descuentos y ofertas si el cliente les da acceso a los datos de su historial de tráfico. Por otro lado, igual que las pulseras fit tienen toda la información de nuestro entrenamientos y ejercicios, ¿por qué no dar acceso a nuestra información genética con el objetivo de ayudar en caso de enfermedad, predecir necesidades o ayudar a que los médicos afinen su formación para dar un servicio mejor?

Transparencia en el uso de datos

La recopilación de datos está por todas partes y el proceso se está acelerando cada vez más. Creemos que nuestra privacidad está siendo violada en el momento en el que proporcionamos información y no es así, esto sólo ocurre cuando se hace de forma individual. Y es que muchos no dan importancia a la gran cantidad de cámaras que graban nuestros pasos por la calle porque creen que así se previenen muchos delitos.

Desde la Unión Europea ya trabaja para eliminar estas barreras. ¿Cómo? Facilitando el acceso a los datos, proporcionando información clara sobre los procesos y apostando por el derecho de portabilidad que implicaría la transferencia de datos. Y es que la transparencia en el uso de datos es básica para que el beneficiado sea el usuario.

No hay comentarios

Dejar respuesta