¿Por qué tu amigo no debe ser tu socio?

¿Cuántas exparejas siguen siendo verdaderos amigos? No demasiadas. Traslada este ejemplo a los negocios y piensa que es posible que no sigáis siendo amigos si ocurre algún problema y dejáis de ser socios

0
12 views
Amigo No Socio

Eres joven, inexperto, quieres montar una empresa y piensas en hacerlo con tu amigo o familiar. Te preguntas emocionado: ¿Qué mejor socio que una persona que me conoce tanto y en la que confío al 100%? Es posible que te equivoques al pensar esto.

Según un estudio realizado por la universidad de Harvard es mejor tener un socio con el que no tengas demasiada relación. Según los investigadores las personas que se asocien deben tener gustos diferentes, estudios diferentes y hasta orígenes raciales diferentes. ¿El motivo? La unanimidad es perjudicial. Cuando los dos socios piensan igual se evitan nuevas percepciones. Un mismo ambiente te hace pensar igual, analizar igual y concluir igual y esto no es nada bueno para tu negocio.

Los mejores grupos son fruto de la diversidad.

Las personas que deben formar parte de una empresa, sobre todo aquellas que la dirigen, deben ser diferentes. De esta manera se complementarán y la idea de negocio resultante será mejor y por tanto, las probabilidades de éxito aumentan.

Los vínculos sentimentales están fuera de lugar cuando se habla de negocios

Suena muy bien eso de hacer negocios con tus amigos, pero recuerda, en este mundo, los negocios van primero y después los amigos, así que procura elegir un buen socio que tu arruine tus amistades.

Un problema que suelen encontrarse los fundadores de pequeñas empresas es que cuando sus startups crecen se dan cuenta de que quizá no están trabajando con la persona correcta.

La solución es “cortar la cuerda” a tiempo, sin embargo, esto no es algo fácil, ya que no solo hay vínculos empresariales, también los hay sentimentales y estos se pueden ver afectados. Por esta razón, una de las reglas más importantes a la hora de empezar con tu startup es no hacerlo como un proyecto familiar o entre amigos.

Obviamente, este tipo de problemas no ocurren siempre, pero es mejor evitarlos, sobre todo si estamos hablando de un amigo o familiar. Muchos pueden pensar al principio que es más fácil construir una empresa de cero con una persona cercana, sin embargo, esta decisión puede ser peligrosa.

No hay comentarios

Dejar respuesta