Por qué fracasó tu vídeo

Todo el mundo puede hacer vídeos y es extremadamente fácil publicarlos ahora que existe tanto servicio de alojamiento gratuito. Lo que no quiere decir que sean buenos vídeos ni buenas creaciones de marketing

0
10 views

El marketing y la publicidad es un mundo exigente como poco. Y si encima queremos entrar en vídeo marketing la cosa se complica incluso más. No es sencillo.

Todo el mundo puede hacer vídeos, de acuerdo, y es extremadamente fácil publicarlos ahora que existe tanto servicio de alojamiento gratuito. Lo que no quiere decir que sean buenos vídeos ni buenas creaciones de marketing.

Con esto en mente, si no has tenido suerte con esa campaña que intentaste lanzar con un genial vídeo a lo mejor quieres leer estos consejos para no volver a enfrentarte a esa crisis.

1. Pregúntate por qué lo haces

Tienes que tener muy claro cuál es el propósito del contenido que el vídeo va a mostrar. Si no puedes articular de forma clara y simple la razón de la actividad seguramente acabes haciendo un producto que intenta muchas cosas y no consigue nada.

2. Asegúrate de saber a qué apuntas

Si no sabes cuál es tu meta, ¿cómo vas a saber que la alcanzaste?

Es importante comprender lo que quieres que ocurra cuando alguien vea tu vídeo. Y tienes que saber si lo han hecho o no. Esto es válido, como bien es sabido, para todas las formas de marketing existentes.

Con unas mínimas guías podrás controlar todo el proceso, desde la parte creativa hasta el final del asunto y podrás tocar lo que necesites en cualquier etapa para mejorar los resultados que vas obteniendo.

3. Sé duro contigo: tu público lo será

Pregúntate “¿esto es bueno?”. Y cuando lo hayas hecho, pregúntate “¿de verdad, honestamente, lo es?”.

Todos queremos que nuestras ideas sean buenas y salgan bien. Es la naturaleza humana, y somos muy poco críticos con lo que hacemos. No olvides entonces que tu público no eres tú, y que van a criticarte con dureza. En los tiempos que pasan ni un solo error se pasará por alto y quedará para siempre en las entrañas de internet.

4. La competencia es mayor de lo que piensas

Puedes pensar que los únicos competidores son los de tu misma industria o sector. Pero el cuando haces un vídeo estás compitiendo contra todo el contenido en vídeo. No lo olvides, los vídeos son reyes omnipresentes y no compites solo contra la empresa de al lado.

5. No lo hagas solo porque puedes

El buen marketing, las buenas ideas y los grandes contenidos en vídeo requieren investigación, conocimiento y experiencia. No vale con hacerlo: hay que ser brillante. Y para eso hay que encontrar a la gente más brillante que puedas.

Así que si te lanzas de nuevo a hacer una campaña en vídeo recuerda que no te vale con ser bueno o con hacer un buen vídeo. Tienes que hacer el mejor. Porque acabarás peleando contra The Walking Dead también.

Related Posts

No hay comentarios

Dejar respuesta