Un ‘pincho USB’ que detecta el sida en 30 minutos

Los científicos del Imperial College de Londres y de DNA Electronics, responsables del ingenio, están aún buscando nuevas formas para ser más útil. Por ejemplo, con pacientes que ya saben que son portadores del virus

0
43 views
Usando un dispositivo parecido a un pendrive, científicos de DNA Electronics y el Imperial College de Londres pueden detectar el sida en menos de media hora

La biotecnología se antoja como imprescindible en el futuro más próximo. No solo sirve para objetivos tan utópicos como ser siempre joven, sino que de vez en cuando aparecen inventos como este: un dispositivo USB que hace un test para el virus del sida en menos de 30 minutos.

El gadget solo necesita una gota de sangre del individuo para empezar a funcionar. Una vez suministrada, se miden los niveles de VIH-1 cambiando la acidez y transmite los resultados como una señal eléctrica que se puede enviar a un ordenador o a un teléfono.

El proceso completo tarda menos de media hora, la media de hecho está en los 21 minutos. Un tiempo considerablemente más propicio que las largas pruebas de varios días que hay que esperar en los hospitales y laboratorios.

Un nuevo arma contra el sida

Los científicos del Imperial College de Londres y de DNA Electronics, responsables del ingenio, están aún buscando nuevas formas para ser más útil. Por ejemplo, con pacientes que ya saben que son portadores del virus. A ellos no les hace falta un detector, pero sí les puede servir para conocer el nivel del virus en la sangre. Este método es más fiable que confiar en la presencia de anticuerpos.

De esta forma los pacientes que estén tomando medicación contra el VIH podrán comprobar de forma más efectiva si esta está surtiendo efecto y bajando los niveles del virus o, por el contrario, hay que buscar una nueva solución porque el virus ha desarrollado resistencia frente al medicamento.

La presencia de esta tecnología podría ayudar a los pacientes a monitorizar los niveles del virus del sida en su casa. El sistema funciona al estilo de las pruebas para controlar el azúcar en sangre que hacen los diabéticos.

Además, al ser tan pequeño podría ser de mucha utilidad en zonas en las que no hay acceso sencillo a atención médica para, al menos, saber las necesidades exactas del paciente. No es la cura, pero es una buena herramienta para luchar contra el sida.

No hay comentarios

Dejar respuesta