Pelo en tres dimensiones, ¿el futuro contra la alopecia?

Un equipo de investigación estadounidense consigue recrear en una impresora en 3D filamentos que pueden usarse para crear pinceles o pieles sintéticas

0
36 views
Pelo 3D

La impresión en 3D se está convirtiendo en el medio que puede resolvernos la vida: desde casas hasta coches, ya podemos imprimir casi de todo. El gran obstáculo ha sido que hasta ahora no se podían imprimir objetos finos y densos, como el pelo. Y decimos hasta ahora porque unos investigadores del MIT (Massachusetts Institute of Technology) han diseñado al fin un software que esquiva este problema.

Este programa, llamado Cilllia (con tres “L” que representan las tres dimensiones) permite imprimir pelo artificial en 3D, lo que puede servir para hacer de todo, desde pinceles hasta piel falsa.

Pelo 3D Gif
Filamentos de Cilllia al tocarlos con un dedo

Las fibras que han logrado imprimir miden tan solo 50 micras de diámetro, lo que permite recrear nuevos tipos de superficies táctiles. Esta tecnología abre una nueva puerta a la creación de superficies táctiles que requieran poca fricción y para crear nuevas experiencias al tacto.

El Cilllia permite asignar a cada pelo una serie de características específicas, como la dirección, el espesor o la longitud, por lo que tendríamos el control absoluto de cada fibra.

Mucho más que pelo: aplicaciones científicas y tecnológicas

Pero esto va a más: el nombre, Cilllia, también hace referencia a los cilios, filamentos que todos tenemos bajo la piel y que muchos organismos emplean para transmitir y captar sonidos a través de ondas o vibraciones, permitiéndole transformarlas en información. Pues bien, la tecnología empleada en estos pelos en 3D permite imitar ese sistema de transmisión de información.

Y más aún: al poder asignarle una frecuencia de vibración determinada a cada cabello, una superficie hecha enteramente con estos pelitos puede incluso mover objetos en determinados patrones preestablecidos y ordenarlos según su peso, lo que según el equipo que ha desarrollado el Cilllia puede abaratar enormemente la creación de robots y ordenar piezas pequeñas en una fábrica.

¿Llegará esta tecnología también a la generación de pelo para implantarlo en humanos? Es cuestión de tiempo, pero no hay que descartar nada.

No hay comentarios

Dejar respuesta