Pedir un préstamo y que antes de dártelo miren tus redes sociales

Uno de los bancos más importantes del mundo quiere “stalkear” a los clientes que no cuenten con historial crediticio en su entidad ¿Qué información pretende extraer del Facebook, Instagram o Linkedin de los futuros beneficiarios de sus servicios?

0
91 views
Pedir un préstamo y que antes miren tus RRSS

El banco Barclays Africa quería conocer el estado financiero de sus nuevos clientes pero en ocasiones se encontraba con el problema de que muchos jóvenes no contaban con un historial crediticio anterior que le mostrase su situación económica. Esto suponía que entidad no “confiase” en su futuro cliente lo suficiente como para darle un préstamo u ofrecerle una tarjeta de crédito.

Hasta el banco nos “stalkea”

El banco trató de buscar una solución que le permitiese no arriesgarse tanto a la hora de ofrecer un préstamo a alguien con posibilidades reales de no devolverlo y por eso decidió llevar a cabo la siguiente estrategia: mirar las redes sociales de sus clientes más jóvenes e inexpertos para comprobar sus estatus económico y decidir, a raíz de sus “investigaciones”, si ese cliente es merecedor de esta ayuda bancaria.

Esta idea surgió de una mala experiencia

La idea surgió de la mano de Yassi Hadjibashi, la encargada de comprobar los datos de los clientes antes de tomar decisiones. Ella nació en Irán, pero después viajó por todo el mundo. Se mudó a Alemania cuando era una niña, estudió y trabajó en Estados Unidos y luego se mudó de nuevo a Londres.

Cuando llegó a Reino Unido ella quiso contratar una línea de teléfono móvil, pero como no contaba con historial crediticio en Gran Bretaña no se lo pudieron hacer porque no “confiaban” en ella, es decir, no tenían los datos suficientes como para decir, “esta mujer va a pagar la factura todos los meses”.

Cuando Yassi se enfrentó a este problema sintió mucha frustración. Ella explicaba que si los que le negaron el contrato hubiesen comprobado alguna de sus redes sociales, como por ejemplo Linkedin, se hubiesen dado cuenta de que trabajaba para un banco y de que sí que contaba con la “soltura económica” suficiente como para pagar una factura telefónica.

En cierto modo, ella en su trabajo se encuentra con la misma situación que la de los trabajadores de la compañía telefónica. Vienen personas jóvenes sin historial económico y “no confía” en ellos para ofrecerles un préstamo. Pero después de su experiencia y de vivir lo que otros han vivido igual con ella decidió poner en marcha lo que se le ocurrió en Londres: comprobar las redes sociales de los “nuevos” para comprobar cuál es su estatus y si su banco puede “arriesgarse” de manera segura a darle una cantidad de dinero o al ofrecerle una tarjeta de crédito.

Nube de datos

Y no se queda ahí, Yassi quiere ir más allá y propone la idea de tener un número donde se indique el historial de la persona y sus datos básicos para que esta no tenga que rellenar mil papeles cada vez que tenga que pedir un préstamo o llevar a cabo cualquier actividad financiera.

Ella cree que, de esta manera, tanto los trabajadores como los clientes perderán menos tiempo y las actividades a realizar se harán de manera más eficiente.

Una especie de “nube de datos” que no solo vendría bien a los bancos, sino a cualquier empresa que ofrezca un servicio y que necesite los datos del cliente.

Para llevar a cabo esto, ella está sola y necesitaría la colaboración de empresas, startups y gobiernos para poder hacer esto sin que se produjese ningún error.

¿Quién odia el papeleo? La mayoría de la gente ¿no? Si apostásemos por este sistema nos olvidaríamos de estar rellenando formularios interminables en clínicas médicas, bancos, empresas… El paraíso ¿verdad?

Related Posts

No hay comentarios

Dejar respuesta