El ordenador se lleva en la mochila

Cada vez es más común ver a las grandes compañías informáticas entrar en el mundo de la realidad virtual. Los equipos deben transformarse para adaptarse a esta tecnología

0
11 views
Mochila Ordenador

La realidad virtual está casi al alcance de todos, pero aún queda alguna laguna por resolver como es el caso de los dispositivos donde todo ocurre. Por eso están empezando a diseñar, y se espera que pronto lleguen a los usuarios, ordenadores que se cargan en la espalda como si de una mochila se tratara.

Los backpack PC (ordenadores-mochila), como se les llama, han empezado a verse en el E3, la feria de electrónica de Los Ángeles. Modelos como el de Alienware funcionan en combinación con el sistema ideado por HTC, el HTC Vive, aunque no podrán hacerlo con Oculus Rift por el problema de la sujeción de las cámaras de este dispositivo.

Otros ordenadores-mochila en funcionamiento

El ordenador de Alienware es muy pequeño y aún no ha quedado claro durante cuánto tiempo será capaz esta “mochila” de ejecutar una exigente experiencia en realidad virtual antes de quedarse sin batería. Otro de los ordenadores de este estilo, el diseñado por HP, sí que lo dejó claro: funciona al menos por una hora antes de apagarse y pesa menos de 4’5 kilogramos incluyendo una batería de repuesto, que de hecho puede cambiarse con la primera sin tener que apagar el ordenador.

La firma MSI también tiene pensado desarrollar su propia mochila-pc. Será interesante ver cuándo entrarán el resto de gigantes como IBM o Apple y de qué forma encuentran su nicho de mercado.

Por otra parte, compañías como Google o Facebook están muy interesadas en este tipo de tecnología: todo lo que sea reducir tamaño para poder llevar la realidad virtual a dispositivos móviles es clave para ellas, pero todo indica que faltan unos años para llegar a ese punto aún. Mientras tanto, siempre nos quedarán los backpack-pc para ir abriendo boca y conociendo el nuevo entorno.

¿Tardaremos mucho en llevar nuestro propio mundo en la mochila? Parece que no, ¿jugamos?

No hay comentarios

Dejar respuesta