Olli, el pequeño minibús autónomo

Los automóviles autónomos se encuentran en una especie de inpass hasta que se resuelvan los problemas que pesan sobre ellos, pero IBM ya ha puesto uno en marcha en la capital estadounidense

0
14 views
Minibus Coche Autonomo

Con toda la controversia y los problemas legales que están surgiendo alrededor del coche autónomo, resulta que ya hay un pequeño  vehículo que funciona sin intervención humana –el “conductor” solo existe sobre el papel– y que lo hace en Washington DC. Un minibús llamado Olli que lleva software de IBM.

Las piezas de Olli se han creado a través de impresiones en 3D y tiene capacidad para 12 pasajeros. Además tiene un programa para convertir de voz a texto y de texto a voz, de forma que los pasajeros podrán conversar incluso con la inteligencia artificial del minibús. Esto puede usarse también a nivel turístico para ir explicando a los pasajeros por dónde están pasando. Servir de guía, vamos.

En la carrocería del minibús hay más de treinta sensores diferentes que le ayudan a viajar de forma totalmente segura. Por supuesto debe seguir mejorando, pero al menos a nivel de software no deja de crecer porque estos sensores le permiten aprender sobre lo que le rodea. Ya hay peticiones para que de aquí a poco empiece a hacer pruebas también en Berlín y Copenhague o Canberra, y es seguro que a final de año empiece a funcionar en Las Vegas.

El creador de esta pequeña genialidad es John Rogers, cofundador de Local Motors. Ya han montado una pequeña fábrica (o copistería en 3D, si se prefiere) que ensamblaría las piezas en un tiempo máximo de diez horas.

Un minibús a pedido

Los usuarios, como gran opción, podrán solicitar que Olli venga a recogerles con una aplicación desde el smartphone. Su gran competidor es, por supuesto, la todopoderosa Über.

Sin embargo Über ya ha comentado que está muy de acuerdo con esta tecnología y querrán probar en algún momento para unirse y han ofrecido su plena colaboración si se deciden a ampliar fronteras, al igual que han hecho otros gigantes como Google, Ford o Volvo.

No hay comentarios

Dejar respuesta