Observa a tu mascota a distancia

Si eres un dueño preocupado por la vida privada de tu mascota entonces necesitas hacerte con este invento cuanto antes, para que puedas ver qué hace mientras no estás en casa

0
4 views

Muchas personas tienen a su mascota sola en casa durante las horas de trabajo. Y a la mayoría de ellos en algún momento les da lástima que su amigo peludo no sepa de ellos hasta varias horas después.

Amantes ubercontroladores de vuestras mascotas, os traemos la solución: PetChatz.

Este singular invento se acopla a un enchufe de tu casa y, con una pequeña pantalla y una webcam, te permite ver y hablar con tu perro o tu gato. Y que él vea a su dueño, claro.

Tu perro o tu gato te verán cuando quieras

El aparato se sitúa al nivel de los ojos de un animal, aproximadamente, y permite comunicarte con él. El sonido está pensado para que lo reconozca como una llamada tuya y, según sus creadores, se acercará a verte inmediatamente.

Además, para fortalecer este reclamo, también tiene un dispensador de comida que puedes accionar desde el smartphone o la tablet. Así acostumbrarás más fácilmente a tu perro a que venga cuando le llames “por teléfono”. E incluye una señal olfativa para hacerlo aún más reconocible.

Tienes una llamada de tu mascota

Pero hay más. La empresa ha decidido sacar a la venta también un dispositivo llamado PawCall con el cual tu mascota podrá “llamarte” si decide que te echa de menos. Y tú recibirás en el dispositivo que tengas conectado una señal de que quiere comunicarse contigo.

Si eres de esas personas que no pueden vivir sin saber qué hace tu mascota a cada segundo de su vida, entonces es tu herramienta. ¿El precio? 380 dólares. Pero ¿qué es el dinero comparado con poder ver a tu compañero animal desde tu trabajo o mientras te tomas un café?

El ítem con el que tu gato o perro te llamará, el PawCall, se vende por separado (99 dólares). Y por supuesto, en los tiempos que corren, todo es HD. A presumir en directo de mascota, amigos.

Related Posts

No hay comentarios

Dejar respuesta