¿Un nuevo Internet? Sí, es la energía

Si no estás prestando atención a lo que está pasando en el sector de la energía, deberías. Ahora existen grandes oportunidades económicas en este sector; como volver a 1992 y ser uno de los creadores de Google, Netflix, FaceBook, Amazon o eBay

0
745 views
energía
Aerial view of solar farm in remote landscape

¿Qué es el nuevo Internet? Esta vez, es el enermet, por lo que no será  Internet el que transforme nuestras vidas. La historia es la misma, aunque los jugadores han cambiado.

Por eso, ahora lo jugadores titulares son SolarCity, Sunrun y una multitud más que quieren alejarnos de los combustibles fósiles y centrarnos en energías limpias apoyadas por equipos inteligentes, con unos servicios y software por encima de las redes de servicios públicos.

Y aquí es donde aparece el enernet. Sustantivo, que se forma como una red de energía dinámica y participativa construida alrededor de una generación, almacenamiento y entrega de energía limpia que sirve como base para las ciudades inteligentes.

Jigar Shah, fundador de SunEdison, sembró la revolución enernet hace más de una década. Ideó un modelo de financiación revolucionario que fue asequible y escalable.

Y todo esto ha ido evolucionando; Elon Musk ha presentado unas tejas solares que quiere integrar en un sistema casero para que cambie el juego de la energía. Piensan en el primer iPhone del mundo, y quiere revolucionar el ámbito de la energía de la misma manera.

Y Tesla va más allá. Hay una lista enorme de innovadores enernet emergentes. Están construyendo recursos energéticos y centrales eléctricas virtuales. Están creando nuevos materiales de construcción inteligentes para desplegar nuevas redes e inteligencia que están reduciendo los costes y mejorando los servicios.

En el fondo, el enernet es la base de la tecnología de las ciudades inteligentes, incluyendo el Internet de las Cosas, con los sistemas distribuidos, la tecnología de redes, los servicios de carga EV y los vehículos autónomos por nombrar algunos. Estas tecnologías impulsarán cambios en los servicios municipales y en los sectores como el transporte, seguros y servicios financieros.

De la evolución del enernet llegarán ciudades inteligentes con un orden mucho más inteligente, saludable y más seguro. La nueva red también presentará saltos cuánticos en seguridad energética contra los ciberataques.

Estamos en las primeras etapas de algo inmenso

Sin embargo, se escuchan rumores de miedo y duda. Hay que mirar atrás para ver que la transformación conlleva un gasto elevado y mucho tiempo invertido.

Asimismo, el paso a la energía limpia parecerá rápido y prudente a medida que la energía solar y el almacenamiento de energía sigan aumentando, las ciudades inteligentes se aceleran y los precios continúan bajando.

No seamos simplistas. Google no mató a Comcast. Comcast está bien. Las empresas de servicios públicos que poseen redes de transmisión y distribución (las compañías de cables) tienen un valor enorme y muchas oportunidades por delante. No hay manera de que la transición suceda sin la participación de estas empresas, y hay una considerable ventaja económica por delante para ellos.

Claro, los generadores y proveedores de combustibles fósiles tienen desafíos por delante, al igual que las compañías de contenido fueron desafiadas por productores de contenido nuevos, más flexibles y rentables.

Corresponderá a los equipos directivos de estas empresas desvalorizar el futuro con inversiones inteligentes y adquisiciones. Gente como David Crane, un visionario que trabajó para impulsar esa transición en NRG Energy. Veremos más de ese tipo de liderazgo durante los próximos 10 años a medida que cambie la dinámica del mercado y los resultados se vuelvan más obvios y urgentes para los titulares.

Estaremos agradecidos por haber elegido ser líderes mundiales en enernet, ya que esta evolución crea un nuevo tipo de economía sana y robusta.

No hay comentarios

Dejar respuesta