La Nube y cómo usarla para mejorar el rendimiento de la empresa

Los servicios que ofrecen los sistemas de almacenamiento de memoria en internet son muy útiles y pueden ser una magnífica herramienta para cualquier empresa

0
4 views
Nube Mejorar Empresa

Del mismo modo que le ocurrió a los disquetes de 3¼ con la llegada de los CDs, los pen drives han pasado de moda. Se siguen usando, claro, porque no es fácil borrar de un plumazo todo lo que ha hecho por nosotros, pero en verdad está en franca decadencia si lo comparamos con los beneficios que nos ofrece la Nube virtual a la hora de almacenar archivos.

Esa facilidad para compartir los archivos, ordenarlos e incluso modificarlos online a tiempo real para que cualquiera pueda ver en el mismo momento los cambios es un salto adelante que beneficia de manera visible a las empresas. Pero hay muchísimo más que todo esto.

Ajustar la Nube a tus necesidades

El servicio de almacenamiento online de pago se puede adaptar a lo que necesitemos. No tiene por qué ser siempre el mismo precio: si en alguna época no es necesaria tanta capacidad, por ejemplo, podemos reducir el gasto y contratar menos.

Esto nos puede servir también para limitar el ancho de banda que usamos día a día y que por lo tanto optimice la velocidad a la que los trabajadores pueden desarrollar sus tareas en internet.

Utilizar el modelo SAAS (Software As A Service)

Los modelos SAAS permiten utilizar todo tipo de herramientas (más allá del mero almacenaje) directamente en la Nube mediante una suscripción. Actualmente podemos encontrar herramientas de correo electrónico o sistemas de producción y análisis de datos, por ejemplo. Las pymes en concreto pueden aprovecharse mucho de este modelo evitando pagar el alto coste de crear o comprar un software propio e independiente: tan sencillo como suscribirse a un servicio SAAS que se adapte a nuestras necesidades.

Pasar del SAAS a PAAS o IAAS

Cuando la empresa ya ha crecido tanto que los SAAS se quedan pequeños, queda la opción de seguir aprovechando las ventajas de la Nube. Para eso están los servicios PAAS (Platform As A Service) e IAAS (Infrastructure As A Service).

Con los PAAS podemos aprovechar el servidor del sistema en la Nube para utilizar las aplicaciones. No hay que pensar en la funcionalidad que puedan tener en los distintos sistemas operativos, servidores de seguridad y demás, el desarrollador solo tiene que ajustar la plataforma a la aplicación.

Si el uso de esa aplicación es constante, entonces conviene recurrir a los IAAS. De esta forma, los usuarios pueden seleccionar de forma independiente los recursos que necesitan y que estén disponibles de forma habitual en la Nube. De esta forma se ahorran recursos al proporcionar los servicios bajo demanda. Y si en algún momento hay que dar más servicios es tan sencillo como asignárselos manualmente gracias a la flexibilidad que ofrece el trabajar en este espacio virtual.

Elegir un servicio confiable

Existen millares de distintos servicios virtuales. Por eso es importantísimo escoger una empresa de servicios en la Nube que sea de confianza. Mira bien las revisiones que haya e investiga hasta que encuentres el que más se adapte a tu empresa.

No hay comentarios

Dejar respuesta