No tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida

Solo hay una manera de trabajar y tener la sensación de no estar haciéndolo ¿Quiere saber cómo?

0
26 views
No Trabajar Nunca

“Escoge un trabajo que te guste y nunca tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida” Parece que Confucio tiene bastante razón con esto, y esta frase encaja a la perfección la definición de lo que es un hobbiepreneur. ¿Quieres saber a lo que se refiere este término? ¿Eres uno de ellos?

Todo son ventajas

Convertir una de tus mayores pasiones en tu propio negocio hace que la frase de Confucio se haga realidad. A los hobbiepreneurs se les considera suertudos por dedicar su tiempo a aquello que les apasiona pero no son afortunados solo por eso. Trabajar en eso hace que ese tipo de personas desarrollen su capacidad más creativa e innovadora. Estos hobbiepreneurs siempre quieren estar a la moda y seguir el ritmo y las mareas de lo más vanguardista.

Otra ventaja es que este tipo de empresarios sabe perfectamente qué es lo que le hace falta a su público porque son su propio público. De esta manera, las estrategias de negocio salen solas.

¿Eres un hobbiepreneur? ¿Quieres serlo?

Un hobbiepreneur es una persona que está comprometido con su afición. No suele funcionar si la persona en cuestión tiene muchos pasatiempos ya que se puede distraer con cada uno de ellos.  Si quieres ser un hobbiepreneur debes comprometerte a seguir llevando a cabo una tarea hasta que esta triunfe.

Los niveles de optimismo del hobbiepreneur deben estar altos. Se necesita confianza y motivación para llevar a cabo este tipo de negocio, ya que sino este no crecerá como deseas y los empleados acabarán por estar desanimados.

La indecisión se debe quedar en casa. Una de las mayores diferencias entre tener un hobby y tener un negocio es que debes tomar decisiones con implicaciones financieras. Por lo tanto un hobbiepreneur debe adquirir responsabilidades y tratar que sus decisiones sean las correctas.

Un colchón económico que te respalde. No puedes renunciar a tu trabajo normal en lo que empiezas con tu negocio. En primer lugar, porque es difícil encontrar financiación, y lo mejor es tirar de tu propio dinero y en segundo lugar, hay que tener en cuenta que la idea puede fracasar. Si esto pasa no te puede pillar “en bragas”.

Un hobbiepreneur es una persona comunicativa. Saber vender tu producto, tu idea y tu persona es fundamental para llevar a cabo este tipo de negocios. Debe ser algo de lo que disfrutes realmente ya que es algo que tendrás que trabajar todos los días.

¿Cumples todos estos requisitos o quieres cumplirlos? Pues eres el empresario perfecto. Eres todo un hobbiepreneur.

El mundo necesita más gente que ame lo que hace y estos “hobbipreneurs” son, sin duda, el mejor ejemplo de ello. Eso sí, hay que tener cuidado con la pasión que se quiere monetizar ya que no todas son traducibles a ideas de negocio rentables.

No hay comentarios

Dejar respuesta