No corras riesgos con la financiación de tu pyme

Las deudas son un arma de doble filo para las pequeñas empresas, hay que evitar cortarse

0
4 views
Riesgos Financiación Pyme

A nadie le gusta tener deudas ¿no? Si hablamos de nuestro dinero personal, la respuesta es “¡NOO!” pero si estamos hablando del dinero que es resultado de la administración de un negocio la respuesta es más complicada. Buscar la mejor financiación es algo difícil, pero siguiendo una serie de pasos el camino se allanará.

Es normal que las empresas se encuentren continuamente en ciclos de deuda y pago. Es algo común a lo que se enfrentan los empresarios y algo que también les ayuda a crecer y a sobrevivir.

Si eres un empresario, y estas leyendo esto, no permitas que la deuda te acorrale, sino que tiene que servirte para ayudar a mejorar la rentabilidad financiera de tu negocio.

¿Quieres evitar correr riegos? Pues aquí tienes las claves:

No solicites un préstamo a menos que sea absolutamente necesario

Mejorar tu liquidez, ampliar stock , asegurarte un producto mientras que tu proveedor esté ausente, ganar en eficacia o abrir una nueva delegación pueden ser los motivos por los que pedir financiación, y por tanto, entrar en deuda. Pero no lo pidas si es para reformar la oficina, para ir a ferias y demás gastos innecesarios.

Averiguar cuánto necesitas exactamente

Se necesita evitar cualquier tipo de error para que la financiación no salga más cara que los beneficios obtenidos.

Hay que tener en cuenta también los costes de los propios préstamos, ya que a estos se les añaden comisiones y tarifas que no se pagan por adelantado sino que van apareciendo, y no queremos llevarnos ninguna sorpresa a la hora de devolver nuestro préstamo.

Busca tu financiación ideal

Siempre va a haber una financiación especializada para tu tipo de negocio y centrada en tus necesidades, solo es necesaria un poco de investigación para conocer las ventajas que te pueden ofrecer los bancos con los distintos tipos de préstamos.  También existen asociaciones y organismos que pueden ayudarte a localizar tu préstamo perfecto.

Ni demasiado pronto y ni demasiado tarde

Los bancos siempre van a tener prisa por cerrar el trato cuanto antes, párales el carro, no vaya a ser que asumas la deuda demasiado pronto.  No aceptes el préstamo sin hacer una investigación previa.

No aceptes el “lo tomas o lo dejas”. Negocia

Casi todo es negociable, trata de conseguir siempre la mejor ventaja para ti: mejores condiciones, tasas reducidas, deadlines flexibles…

Puedes incluso ir a una reunión con ofertas de otros bancos, ahora solo les quedará luchar por ti y por que te quedes en su entidad.

 

En definitiva, cuando con las deudas, son un arma de doble filo, pero para evitar que esta corte, investiga y negocia.

No hay comentarios

Dejar respuesta