Mink Makeup Pen, la pluma con la que fabricarás tu propio maquillaje

Desde Japón quieren cambiar el mundo del maquillaje con una pluma digital que permite fabricar los colores y texturas que elijamos

0
9 views
Cómo crear tu paleta de maquillaje
Japón inventa una pluma para fabricar maquillaje

A todo el mundo le gusta verse bien y muchos son los que buscan la forma de mejorar y corregir esos pequeños fallos que todo el mundo tiene. Una de las alternativas es la cirugía estética, pero, de momento, no es accesible para todos los bolsillos y, además, despierta críticas y alabanzas a partes iguales. Otra de las vías -más económica- es el maquillaje, pero la paleta de colores tiene sus límites. Algo que pretenden cambiar desde Japón con una pluma digital que permite fabricar el maquillaje con los colores y texturas que elijamos.

En Asia el aspecto físico tiene cada vez más importancia, tanto que muchas veces de él depende el reconocimiento social. En este contexto nace Mink Makeup Pen, una pluma digital que abre un mundo de posibilidades dentro de las opciones que ofrece el maquillaje. Puede que en algún momento hayas visto a alguien con un pintalabios o una sombra de ojos cuyo color te ha fascinado y te has preguntado dónde encontrarlo. A partir de ahora, en tu teléfono.

Como todo funciona a través de una aplicación que debe ser instalada en un smartphone. A partir de ahí, el proceso es bastante sencillo: se realiza una fotografía con el color que queremos dar a nuestra muestra de maquillaje. La app muestra una paleta con una gama cromática lo más aproximada posible al que se muestra en la instantánea junto con su combinación exacta. Es decir: las cantidades de cian, magenta y amarillo que deberemos aplicar para lograr el color elegido.

Así las cosas, con la fórmula en nuestro poder llegará el momento de ponerse manos a la obra. Sobre los polvos base se aplican los distintos niveles de tinta que nos han indicado, se mezcla… y ya tenemos nuestro anhelado maquillaje. Y si queremos una textura más untuosa, es tan fácil como añadir la crema. La explicación en sencilla y el proceso no requiere gran complejidad, el único pero llega con el precio del invento: la pluma más las tres tintas (cuyo precio individual es de 15 dólares) cuestan 300 dólares. La base se vende aparte por doce dólares, la crema por ocho y, de momento, sólo se comercializa en Japón y Estados Unidos. Eso sí, sigue siendo más asequible que pasar por el quirófano.

No hay comentarios

Dejar respuesta