Microsoft Edge quiere ser el mejor navegador

El nuevo navegador de Microsoft, Edge, está desarrollando unas capacidades que pueden dejar atrás a los incipientes Chrome y Firefox entre los navegadores de escritorio

0
23 views
Edge Explorer

Edge, el hijo de Internet Explorer –el navegador más usado del mundo– quiere mantener el puesto de honor en la lista y frenar el imparable avance de Google Chrome, que el año pasado aumentó sus usuarios en un 10% mientras que el navegador de Microsoft perdió un 1%.

Actualmente más de la mitad de los usuarios de internet navegan con Explorer, que ya con Windows 10 queda oficialmente renombrado a Edge, y ahora la intención de Microsoft es propulsar su velocidad por encima de la que tienen ahora sus competidores.

Si ya en la última exposición del navegador se demostró que es el que menos batería consume, el usar un motor basado en Chakra JavaScript lo ha equiparado como mínimo en velocidad con Chrome y Firefox, y según las varas de medir que se usan en esta industria (como por ejemplo Octane, un servicio que mide el rendimiento de los motores en esa compilación) la empresa de Nadella lo ha conseguido y se ha colocado por delante de ambos.

Históricamente, pese al gran uso que dispone, siempre se ha dicho que “Internet Explorer es el mejor navegador para descargar navegadores”, dado que los usuarios de Windows tenían por defecto este instalado y, por el problema de la velocidad que siempre se le ha achacado, acababan descargando otro que lo sustituyera.

Pero eso puede cambiar ahora gracias a esta innovación y al esfuerzo que están dedicando para hacer de la nueva versión, Edge (con el correspondiente cambio de logo), el mejor navegador para los ordenadores.

El complicado mercado del smartphone para Edge

El mercado móvil, por otra parte, está bastante más complicado para Microsoft: la gran parte del pastel se la lleva Safari gracias a los iPhone, y copa nada menos que el 43% del mercado. En telefonía solo un poco más del 2% de los usuarios usan Explorer, por lo que aún les queda mucho camino por recorrer para convertirse en el navegador portátil por antonomasia.

Pero si todas estas novedades hacen de Edge un navegador irresistible… ¿por qué no soñar?

No hay comentarios

Dejar respuesta