Marketing olfativo ¿qué es y por qué tienes que probarlo?

El ser humano recuerda un 35 % de lo que huele ¿por qué las marcas no lo tienen en cuenta en sus estrategias?

0
118 views
Marketing Olfativo

Según un estudio de la Universidad de Rockefeller, Estados Unidos, el ser humano recuerda el 1% de lo que toca, el 2% de lo que escucha, el 5% de los que ve, el 15% de lo que degusta y el 35% de lo que huele. Normalmente las marcas se centran en el marketing más visual e incluso el auditivo,  pero ¿por qué no apuestan por el marketing olfativo?

La vista está por delante del olfato

Muchas marcas olvidan el sentido del olfato y no se dan cuenta que este puede resultar una ventaja en sus estrategias de marketing, sobre todo si están íntimamente relacionados con él, como los perfumes o las comida. Pero ¿cuántas veces hemos ido al supermercado y nuestra atención ha sido atraída por los olores de la comida? Pues seguramente que muy pocas porque el 84% de los esfuerzos están centrados en cautivar al cliente por la vista.

Las compañías de perfumes lo hacen un poco mejor que los supermercados. La mayoría de locales que se encargan de vender estos productos hacen que el olor de su área resulte agradable para que los clientes prolonguen su estancia en ella y tengan más tiempo para ver productos e incluso para decidirse a comprarlos.

El marketing olfativo no solo ofrece la ventaja de ser más “memorable” también ofrece una clara ventaja competitiva. Si la mayoría de marcas no se esfuerzan en cuidar el olor de sus productos, aquella marca que lo haga llamará más la atención de los clientes.

Olemos algo agradable y nos convertimos en “zombies olfativos”

Nuestro cerebro reacciona a los olores ricos y hay una especie de fuerza sobrehumana que hace que nos acerquemos a ellos. De esto se aprovechan las cafeterías o panaderías que dejan salir el olor de sus deliciosos dulces, panes o cafés para atraer a una masa de gente que ha dejado de guiarse por la vista y en ese momento se mueve atraída por un gustoso olor.

Dunkin’ Donuts hacía a la gente bajar del autobús

Parece que esto es cosa de tiendas físicas y que es necesario estar cerca para poder caer en la tentación pero Dunkin’ Donuts demostró que eso no era del todo cierto en una campaña de marketing olfativo muy original.

Corea del Sur fue el lugar en el que se produjo el experimento. La marca decidió dispersar partículas de olor de café recién hecho en los autobuses en el momento en el que el anuncio de la conocida marca de bollos y cafés sonaba por la radio. Esta original estrategia tuvo unos resultados muy buenos ya que los consumidores crecieron un 16% y las ventas aumentaron un 29% en los establecimientos cercanos a las paradas de autobús.

¿Necesitas más ejemplos para concienciarte de que el Marketing Olfativo es una opción perfecta para aumentar las ventas de tu producto? Solo hace falta una pizca de imaginación, los resultados están más que asegurados.

Artículos Recomendadas por Henar

No hay comentarios

Dejar respuesta