En los planes de Hyundai entra un exoesqueleto

El objetivo soñado sería que esas personas que no pueden andar recuperaran la movilidad en parte gracias al exoesqueleto. De momento, sí que permite al menos moverse de forma autónoma

0
375 views

La marca coreana de automóviles Hyundai ha dado hoy los detalles de sus planes de futuro, que van mucho más allá de los coches autónomos. De hecho, va tan allá que entran en robótica y domótica con la construcción de una suerte de exoesqueleto que servirá a los parapléjicos para andar.

Este exoesqueleto, que forma parte de lo que en la marca llaman wearable robots, pueden aportar un suplemento a la movilidad de personas con dificultades físicas. Los esfuerzos están organizados alrededor de tres ramas: dispositivos médicos para personas que no pueden valerse por sí mismas; dispositivos de asistencia para los que tienen dificultades motrices; y bots que permiten aumentar la capacidad de cargar peso del usuario.

El objetivo soñado sería que esas personas que no pueden andar recuperaran la movilidad en parte gracias al exoesqueleto. De momento, sí que permite al menos moverse de forma autónoma. Es muy ligero (18 kilos no es demasiado), adquiere una velocidad de 2’5 kilómetros por hora y con una sola carga puede andar durante cuatro horas.

Believe it or not, the exoskeleton is doing the walking. Not me.

Un vídeo publicado por Chris Taylor (@futurechris) el

Está adaptado además a sillas de ruedas, por si el usuario la necesita, y con ese peso permite colocarse el exoesqueleto sin ayuda externa.

Un exoesqueleto para levantar más peso

Hyundai ha desarrollado otra versión del robot, más ligera (apenas 4’5 kilos), pensada para aportar un poco más de capacidad de levantamiento de peso o más aguante si hay que pasar mucho tiempo de pie.

Este artilugio no cubre toda la pierna, sino que se afianza en muslos y espalda para dar ese extra de energía. Al igual que su primo, la batería dura cuatro horas en funcionamiento.

Existe aún una tercera versión que combina ambos robots. Proporciona el aumento de movilidad y además permite levantar una gran cantidad de peso. Este exoesqueleto permite correr a una velocidad de hasta 12 km/h y levantar hasta casi 40 kg sin aportar tensión extra a la espalda.

Estos ingenios de la mecánica no verán la luz hasta cerca de 2020, año clave también para los coches autónomos. Parece que el cambio de década traerá también un cambio en la tendencia y todo apunta a que el ser humano será un poco menos ser y algo más humano.

No hay comentarios

Dejar respuesta