¿Los likes de Facebook pagan las facturas?

¿Eres de los que piensa que los “me gusta” son solo una forma saber si una estrategia de marketing es eficaz o de los que creen que se pueden generar beneficios económicos reales? Lee el siguiente artículo y comprobarás si estás en lo cierto

0
11 views
Likes Facebook Pagan Facturas

Muchas empresas consideran que redes como Facebook o Twitter son las mejores plataformas para promocionar un producto e interactuar con la comunidad de clientes que tiene la marca. Las empresas las utilizan como una herramienta de marketing más. Los resultados obtenidos muestran el éxito o el fracaso que ha tenido una estrategia, pero ¿los likes van más allá? ¿Además de una herramienta de promoción o análisis los “me gusta” se pueden traducir en beneficios?

¿Sin seguidores no hay beneficio?

Muchas veces hemos comentado que las redes sociales son fundamentales y que si tu producto no está en este tipo de plataformas no alcanzará el éxito deseado, pero siempre hay una excepción que confirma la regla y este es el caso de Slack, la plataforma de mensajería de la que también hemos hablado en otros artículos. Slack tiene 37.000 seguidores en Facebook y sin embargo, tiene 2.7 millones de usuarios y la empresa tiene un valor de alrededor de 4000 millones de euros.

La historia cambia cuando te dedicas a la industria de la comunicación y vives de producir contenidos

La creación de plataformas como Facebook y Youtube viene seguida de un nacimiento de generadores de contenido para este tipo de redes sociales. Los que realizan este tipo de trabajo ganan dinero a través de la publicidad o patrocinios, son los conocidos influencers.

Por lógica, las marcas se asocian con los creadores de contenido con mayor número de seguidores y aunque el producto sea el mismo, las marcas pagarán más a la persona que tenga más likes.

Es aquí donde se producen los problemas

Cada vez más, los influencers son presionados para producir contenido viral. Las marcas se obsesionan y quieren adquirir cada vez más seguidores y muchas veces se produce el “todo vale”.

Por ejemplo, Kenny Moffit se dedicaba a publicar en la conocida web Buzzfeed y tuvo que renunciar a su trabajo por la presión ante la que le sometían para producir vídeos lo más virales posibles. En el vídeo en el que explica su marcha de la empresa, Kenny cuenta que en la mayoría de casos la cantidad estaba más valorada que la calidad.

Sin duda, este tipo de exigencias suponen un problema para aquellos que se dedican a producir contenido para las marcas, pero como son ellas las que pagan y lo que quieren es el mayor número de visualizaciones, la persona que se dedica a trabajar para ellos tiene que estar bajo sus parámetros, sus normas y sus objetivos.

Está claro que nos encontramos en una etapa donde la viralidad está por encima de todo, los likes o el número de veces que la gente comparte una imagen, un  vídeo o un simple texto se valora y mucho.

Los números cuentan, la premisa de “cuánto más mejor” es la reina y sin duda, hoy más que nunca, los likes puede ayudarte a pagar las facturas.

No hay comentarios

Dejar respuesta