La peor pesadilla de un proyecto Kickstarter

Un joven emprendedor tuvo una gran idea y pidió financiación para esta en Internet, una semana después de que saliese al mercado, los de Aliexpress ya le habían copiado su invento y lo estaban vendiendo a mitad de precio

0
78 views
El proyecto kickstarter que copiaron los chinos

Kickstarter es la plataforma de crowfounding por excelencia. Todos los que tienen una gran idea recurren a este servicio para conseguir financiación. ¿El motivo por el que eligen esta plataforma y no otra? Kickstarter tiene unos controles más estrictos que hacen que la tasa de fraudes sea menor.

Sin embargo, no todo son ventajas, muchos aprovechan que el proceso de financiación de este tipo proyectos puede alargarse meses para sacar antes al mercado una imitación.

Esto le ocurrió a un joven emprendedor llamado Yekutiel Sherman, quien publicó el año pasado un interesante proyecto en KickstarterStikbox se trataba de una carcasa para móviles que incluía un palo selfie. Se presentaba como la solución para los que les suponía una molestia cargar con el palo selfie de un lugar a otro.

Esta curiosa funda-paloselfie protegía el dispositivo de golpes o caídas y permitía también desplegar un delgado bastón de aluminio de 72 centímetros para tomar selfies.

La imitación es la forma más sincera de adulación

Todo iba bien y parecía que a la gente le interesaba bastante participar en el proyecto para luego tener una de estas fundas en su casa, pero todo se torció. Sherman, el inventor de Stikbox, no cabía en su asombro cuando vio que una imitación de su producto se encontraba a la venta en AliExpress una semana después lanzar el suyo al mercado. Además, el precio de esta imitación era menos de la mitad de lo que iba a costar el original.

Sherman se convirtió en una víctima más de la rapidez de los imitadores chinos. Mucho antes de que el producto se empezase a vender, los de Aliexpress ya habían visto su idea en internet y decidieron ponerla en marcha cuanto antes.

El empresario perdió cientos de miles de dólares de ingresos potenciales por culpa de estos imitadores chinos.

Los clientes de Sherman tampoco están muy contentos con él

Los que apostaron por este producto antes de conocer la existencia de una imitación más barata tampoco están demasiado contentos con la marca. No solo porque sienten que han gastado más de lo que deberían por un  palo selfie, sino porque llevan meses esperándolo y su paciencia se está agotando.

Día tras día, los que hace más de un año apoyaron el proyecto de Kickstarter de Sherman, se quejan de que su pedido no les ha llegado aún y exigen la devolución de su inversión.
Quejas Qickstarter

¿Cómo enfrentarse a los imitadores?

Las copias chinas preocupan mucho a los emprendedores. La mejor solución para librarse de estos imitadores es invertir en un software que complemente al hardware que han desarrollado. En el momento en el que se hace esto, imitar ya implica tener ciertos conocimientos técnicos y esto hace que los productos sean más difíciles de copiar. (Aunque nadie te asegura que nadie lo vaya a hacer).

Related Posts

No hay comentarios

Dejar respuesta