La inteligencia artificial no te robará el trabajo

La inteligencia artificial ha llegado para quedarse, pero por mucho que mejore es casi imposible que sustituya al ser humano en los puestos de trabajo dado que muchos conllevarían el uso de un número infinito de variables

0
9 views
Por mucho que avance la inteligencia artificial lo cierto es que las profesiones humanas involucran demasiadas variables: el objetivo es mejorarnos

Los lectores de ciencia ficción, ese género que tanto ha hecho por la tecnología actual, hemos crecido con la distopía de que la inteligencia artificial podría conquistar a la raza humana. Mentes brillantes de hoy en día como Elon Musk o Stephen Hawking de hecho piensan que así será. Incluso semejantes personalidades son de la opinión de que la IA llegará a superar a la orgánica.

Sin embargo, lo fácil es que esto no ocurra jamás. No podrá llegar a destruirnos, tal y como se piensa también desde Google. Ni siquiera podrá quitarnos el trabajo, para desgracia de alguno. Eso sí, servirá a su cometido: hacer nuestro trabajo más sencillo.

robot-tirano-inteligencia-artificial
“ME RECORDARÉIS”, decía Bender

De hecho es una idea mucho más sexy que la noción de un tirano robot. Y mucho más realista acorde a la situación que vivimos con respecto a la inteligencia artificial ahora en 2016.

La IA no está pensada para sustituir a los humanos, sino más bien para mejorarlos. Por el camino debería dejar además un gran beneficio económico.

“Nuestra meta con la inteligencia artificial no es crear súper humanos, sino hacer a los humanos súper”, comenta Paul Daugherty, CTO de Accenture. Vale, parece un eslogan malísimo, pero la premisa es válida. La empresa –y todas las relacionadas con el sector– intenta resolver problemas. Simplificar.

Nuestra meta con la inteligencia artificial no es crear súper humanos, sino hacer a los humanos súper

Paul Daugherty, CTO Accenture

Accenture se centra en tres puntos concretos. Quiere transformar el proceso empresarial haciéndolo ‘inteligente’, proveer una forma más efectiva de comunicación entre hombre y máquina y ayudar a estructurar la capa superficial de la logística, un problema contra el que llevan décadas luchando los negocios.

La inteligencia artificial no desaparecerá

Sin importar lo que pienses, debes tener en cuenta que la inteligencia artificial ha llegado para quedarse. Sin embargo, no podrá nunca sustituir del todo a los humanos.

Por poner un ejemplo práctico: un vendedor necesita una serie de habilidades que los robots no están en disposición de copiar. Talento comunicativo, comprensión del momento para presionar o aflojar la negociación… detalles que una inteligencia artificial no podría copiar con algoritmos porque las variables son demasiadas.

Así que no te preocupes por tu trabajo: un robot no te mandará al paro.

No hay comentarios

Dejar respuesta