La guía del color: ¿qué color te hará ganar más dinero?

A la hora de optimizar las ventas, tenemos que tener en cuenta la psicología de nuestros clientes, un factor muy importante si queremos llegar al objetivo de obtener un beneficio total

0
1.236 views
color

¿Qué opinas si te digo que el esquema de color elegido para tu tienda física o virtual, incluyendo el logo, pueden influir en las ventas de tu negocio e influir directamente sobre tus clientes a la hora de comprar?

Vamos a analizar cómo afecta el color en nuestra psicología y cómo es que los vendedores pueden utilizarlo para conseguir beneficios. Así que si estás decidiendo la paleta de colores para tu empresa, este artículo puede guiarte para encontrar los colores que más encajen en tu modelo de trabajo.

¿Por qué el color importa?

Cuando un posible cliente se dirige hacia tu tienda, física o virtual, su subconsciente comienza a juzgar el ambiente que proyectas y después los productos que ofertas. En sólo 90 segundos los usuarios sienten la llamada al consumo o no, y eso sin saber qué es lo que ofertas. ¿Qué es lo que les hace elegir? Los colores que nos diferencian.

Para que resulte más interesante, casi la mitad de los compradores no vuelven al local si su estética no les ha gustado. Pero lo más importante, según estudios de mercado, el 93% de las decisiones de compra las basamos en la apariencia de la tienda; y añadiremos que el 85% de los clientes creen que el color es la principal razón por la que se compran algún producto.

Muchas de las compras se deciden por señales visuales, y el color es una de las señales más fuertes y persuasivas. Por otro lado, no olvidemos que el color puede identificar una marca. De hecho, el color se relaciona directamente con la confianza de los clientes hacia la marca.

Clasificación de los colores

Los colores se clasifican principalmente en dos grupos, cálidos, que son amarillos y rojos,  y fríos, que son verdes y azules.

¿Y qué sensación nos trasmiten estos colores? Los colores cálidos con matices claros, como los colores crema y rosas, sugieren delicadeza, feminidad, amabilidad y hospitalidad; en los matices oscuros pueden transmitir vitalidad, poder, riqueza y estabilidad.

Por otro lado, dentro de los colores fríos van desde el azul al verde; cuanto más azul tenga el color, más frío. Son tonos de invierno, de la noche, de los mares, etc. Los colores fríos suelen usarse para dar sensación de tranquilidad, calma, seriedad y profesionalidad.

Test de los colores

La preferencia por un color u otro nos permite hacer un retrato psicológico bastante exhaustivo. Basándonos en este principio, el siguiente test trata de revelar qué influencia tiene cada color según edad y sexo.

Colores preferidos y su valoración

Hombres menores de 30 años:

VIOLETA: Seductor y, a veces, indiferente. Éxito asegurado entre las mujeres.

INDIGO (café): Audaz. Facilidad desconcertante para ganar y gastar dinero.

AZUL: Inventivo. Impide obtener el éxito bien merecido.

VERDE: Jugador. Espíritu práctico que permite crear rápidamente una buena situación.

AMARILLO: Espíritu brillante pero superficial. Necesidad de una mano que le dirija firmemente.

NARANJA: Artista. Gusto por la decoración. Afeminamiento.

ROJO: Mal dominio de las pasiones. Capacidad de sacrificio por los amigos.

BLANCO: Brusco e intransigente. Prejuicios. Generoisidad.

NEGRO: Nerviosismo pero autodominio. Espíritu de iniciativa.

Hombres mayores de 30 años:

VIOLETA: Idealista. Desarmado ante la vida. Habla poco pero escucha mucho, cualidad rara.

INDIGO (café): Orgullo. Sangre fría. Buen amigo y temible enemigo.

AZUL: Extravagancia, sobre todo en las artes. Extrema independencia que a veces es perjudicial.

VERDE: Irritabilidad. Aparente maldad, debido a no saber dominarse.

AMARILLO: Buen conversador que se apropia de las ideas ajenas. Sentido de los negocios.

NARANJA: Autoritarismo y orgullo. Desarrollado sentido de la justicia.

ROJO: Voluntad tenaz. Dedicación plena al hogar o al trabajo.

BLANCO: Galantería. Viviendo el presente, permanece atado al pasado.

NEGRO: Egoísta que sabe dominarse. Eterna interrogación por todo.

Mujeres menores de 30 años:

VIOLETA: Distante pero fiel. Con un espíritu más formado que las mujeres de esta edad.

INDIGO (café): Equilibrio, pero a veces arranques súbitos. Capacidad mediumnica.

AZUL: Afectuosidad, adicción. Independencia extrema que a menudo es perjudicial.

VERDE: Desorden. Muchas ideas pero sin saber encauzarlas adecuadamente.

AMARILLO: Espontaneidad y audacia. Necesidad de prudencia en los momentos importantes.

NARANJA: Celos. Gusto muy pronunciado por la familia y los niños.

ROJO: Exuberancia. Extroversión. Afición por la danza y la música rítmica.

BLANCO: Soñadora, sentimental. La timidez impide vivir de los sueños.

NEGRO: Orgullo. Necesidad de hacerse notar. Gran sinceridad de sentimientos.

Mujeres de más de 30 años:

VIOLETA: Avidez por la cultura. Independencia. Preferencia por los hombres mayores.

INDIGO (café): Inteligencia y facilidad de asimilación. Poco interés por los hombres.

AZUL: Coquetería y algo de misticismo. Preferencia por los intelectuales más que por la gente sentimental.

VERDE: Impulsividad. Entrega profunda, pero “pobre del que nos engañe”

AMARILLO: Glotonería, sensualidad y alegría. Buenas disposiciones para el teatro.

NARANJA: Originalidad. Gran actividad que conduce a amar a varios hombres a la vez.

ROJO: Despilfarro y pasión. Rechazo de la infidelidad en cualquier ámbito.

BLANCO: Espíritu lógico. Examina los pros y contras antes de emprender nada.

NEGRO: Cinismo y diplomacia. Elegancia y distinción.

Dependiendo del color que utilicemos podemos conseguir un propósito u otro. Pero además de la influencia que puedan tener los colores a la hora de hacer compras, también existen otros factores importantes que no podemos olvidar; sobre todo en cuanto a las ventas online.

El diseño general; un 42% de los compradores afirma que basa su opinión sobre una web en el diseño general de la página, y un 52% no volvería a comprar en una página con una estética que no estuviese bien cuidada.

El tiempo; muchos usuarios, cada vez más, realizan sus compras por Internet. Y si tu web es más lenta que las webs de la competencia, esto puede suponer muchas pérdidas. Un 64% no compra en ciertas páginas porque la web es muy lenta. Como ejemplo, Amazon descubrió que por cada milisegundo que tarda la página en cargar sus ventas caían un 1%.

No hay comentarios

Dejar respuesta