La fuerza de la gravedad en una lámpara

GravityLight es una lámpara que no utiliza electricidad para alumbrar, sino que utiliza la fuerza de la gravedad para funcionar. Fuente inagotable de energía.

0
9 views
Lámparas que desafían la gravedad

GravityLight es una lámpara que no utiliza electricidad para alumbrar, sino que utiliza la fuerza de la gravedad para funcionar. Fuente inagotable si cuentas con un unas rocas.

La reinvención de la lámpara

Y por qué necesitamos rocas; en realidad se necesita cualquier peso que ponerle a la lámpara en forma de polea, para que así, con el peso enganchado a la lámpara a través de una polea colgado en lugar alto, la luz será constante gracias a la gravedad que ejerce ese peso.

Con la gravedad, el peso de las rocas empuja hacia la tierra y se crea una fuerza que hace tirar de unas correas y a su vez gira unos engranajes, conducido a un generador eléctrico que alimenta una luz LED. Esta reacción en cadena, tan simple y compleja a la vez, es el mecanismo que utiliza el dispositivo.

Hay que tener en cuenta que esta lámpara sólo necesita la inversión inicial de compra, no necesita ningún agente externo y puede durar años.

Explorar el gran potencial de la fuerza de la gravedad ha permitido a la empresa GravityLight combatir con los problemas de inaccesibilidad energética del mundo, sin olvidar el problema de las energías no renovables, y mejorando el futuro de todos. Ha sido diseñada por Deciwatt como alternativa limpia y segura a las lámparas de queroseno tan peligrosas para la salud del mundo en desarrollo.

¿Sabías que hay más de 1.100 millones de personas que no tiene acceso a la energía?

Para muchas personas en esta situación, la única solución que existía eran unas lámparas de queroseno, que según estudios realizados la inhalación de los humos tóxicos que desprenden estas lámparas son muy perjudiciales para la salud. La ingesta involuntaria de estos humos es la principal causa de intoxicación infantil. Más allá de los problemas respiratorios, la OMS estima que en la India, más de un millón de personas al año sufren quemaduras, de moderadas a graves, por culpa de estas lámparas al caer.

Después de sus campañas de crowdfunding tan exitosas y el apoyo de Shell, la fundación GravityLight está mostrando por el mundo esta solución innovadora que puede cambiar la forma de iluminar el mundo del mañana.

No hay comentarios

Dejar respuesta