La cara oculta del Marketing Viral

Todo el mundo quiere ser leído y le interesa aumentar el número de visitas de su sitio web, sin embargo, el “todo vale” puede jugar muy malas pasadas…

0
33 views
Cara B del Marketing Viral

Las marcas estás obsesionadas por ser virales. Todas quieren llegar al mayor número de personas y utilizan estrategias de Marketing Viral para conseguirlo. Sin embargo, cuando a las empresas les ciega esta obsesión por convertirse en virales suelen cometer errores imperdonables para la imagen de la marca. ¿Quieres saber cuáles son los fallos más comunes para poder evitarlos? Aquí los tienes.

Convertirse en viral no tan fácil como lo pintan

Muchas empresas dan por hecho que para ser viral solo es necesario quererlo. La mayoría de compañías se olvida de que conseguir de ser oído y visto por mucha gente conlleva un trabajo por detrás que es bastante complejo, complicado y largo.

Es cierto que algunos contenidos han sido virales por casualidad, pero esto no es lo normal. El proceso es mucho más duro y complejo.

Favorecer la asociación mental, ser sentimental o que tu producto sea para la mayoría son algunas de las bases de cualquier estrategia de Marketing Viral.

Pero no todos recurren a las prácticas más lícitas del Marketing Viral y prefieren escoger las un poco más cuestionables, porque, muchos creen, que van a obtener mejores resultados.

El lado oscuro del Marketing Viral

Querer ser viral no es nada malo. Todos queremos ser visto y oídos. Todos soñamos con una audiencia multitudinaria. Para eso se han creado multitud de estrategias de Marketing Viral. Sin embargo, este tema también tiene un lado oscuro. Muchas marcas se han acabado por entregar a guerra en la que todo vale con tal de conseguir ser viral.

El dinero lo compra todo

Algunos emplean el dinero para comprar audiencia y ser virales. No solo se compran seguidores (que en realidad son bots) sino también cuenta para tener audiencias masivas.

Algunas marcas y medios han comprado comunidades que ya están establecidas en las redes sociales y que tienen muchísimos seguidores. Las están comprando para hacerse con esas audiencias.

Aprovecharse del contenido de otros

Algunas cuentas recurren a contenidos como fotografías o vídeos de otras empresas ajenas. Ocurre mucho en Facebook, que muchas imágenes rulan por la red sin respetar al autor de las mismas.

Si a ti no te gusta que te “roben” contenido, no lo hagas tú tampoco.

Demasiada viralidad te hace perder credibilidad

Si tu sitio web se dedica a compartir contenido viral no habrá problemas, pero a aquellas páginas que compartan contenidos relativamente serio no les conviene abusar de este contenido.

Para estas últimas lo más recomendable es tener una sección por separado para este tipo de fotografías, vídeos o textos para que estos no se mezclen con los contenidos más institucionales o informativos.

Related Posts

No hay comentarios

Dejar respuesta