¿Son los robots una solución para el envejecimiento de la población?

Japón envejece rápidamente, no en vano una cuarta parte de la población es mayor de 65 años. Sobre la mesa está la posibilidad de usar robots para cuidar de este sector

0
21 views
Cuidar a las personas mayores con robots
Robots para cuidar a la tercera edad japonesa

Japón es una de las sociedades del mundo que más rápido envejece, no en vano una cuarta parte de la población es mayor de 65 años, según apunta Blog Btrax. De hecho, la población de edad avanzada está camino de alcanzar el 40%: si se da un paseo por las ciudades japonesas más pequeñas es posible encontrarse con grupos de trabajadores que están formados completamente por personas de la tercera edad. Una vez más, sobre la mesa está la posibilidad de usar robots para cuidar de este sector de la población.

En muchos sentidos, actualmente Japón se está enfrentando a un problema que muchos países industrializados de Occidente se enfrentarán a lo largo de las próximas décadas. El resto del mundo mira a Japón como un ejemplo para saber cómo tratar a una población que envejece; lo que están haciendo hoy les hará reflexionar sobre lo que ocurrirá mañana.

Por ello, no es de extrañar que desde los años noventa el país haya estado buscando soluciones robóticas para este problema. La investigación se ha dirigido hacia el cuidado emocional y físico proporcionado por los robots hacia las personas mayores. Al mismo tiempo, también se pone sobre la mesa el debate sobre los problemas éticos que generaría reemplazar la interacción humana con el cuidado robótico.

¿Hasta qué punto ha avanzado Japón en su tecnología robótica para el cuidado de los ancianos? ¿Finalmente los robots reemplazarán a los humanos que trabajen en los hogares de las personas mayores? ¿La tercera edad se adaptará al hecho de tener que interactuar con los robots? Queda mucho terreno por explorar en la relación entre humanos y robots, pero una mirada cercana pone el foco en los roles que éstos pueden desempeñar no sólo en los hogares, también en los lugares de trabajo y el mundo que nos rodeará en un futuro.

No hay comentarios

Dejar respuesta